Una flota de vehículos de alta gama se vió involucrada en un aparatoso accidente de tráfico ocurrido este fin de semana en una carretera al suroeste de Japón, en lo que posiblemente es el siniestro en carretera más caro jamás conocido.

Según los primeros informes policiales a los que ha podido tener acceso la prensa, entre los vehículos implicados se encuentran tres Mercedes Benz, un Lamborguini Diablo, un Nissan GT-R Skyline, además de un Prius y ocho Ferraris, entre ellos un F355, un F512 un F355, un F512, un F355, un F430 y un F360.

Los testigos principales describen “un ruido ensordecedor” justo antes de que se produjera la colisión en una concurrida carretera de la provincia de Yamaguchi, que ya había sido denunciada con anterioridad por sus malas condiciones de asfaltado y seguridad.

Todo sucedió el pasado sábado, alrededor de las 10:15 am, cuando los vehículos siniestrados viajaban de Hiroshima a Kyushu en condiciones climatológicas adversas debido a una fuerte lluvia. Al parecer, uno de los conductores perdió el control de su automóvil al intentar realizar un adelantamiento, colisionando contra la barrera central de seguridad, lo que produjo un rebote que devolvió al vehículo a la carretera y que el resto de coches no pudo esquivar.

A pesar de lo aparatoso de las imágenes ninguno de los conductores implicados, la mayoría extranjeros, sufrió heridas de gravedad, por lo que solo hay que lamentar daños materiales valorados en millones de euros. La carretera estuvo cerrada durante más de seis horas mientras se llevaban a cabo las tareas de limpieza del pavimento.

Las autoridades del país han abierto una investigación para esclarecer lo sucedido.

Vía: Telegraph

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta