El curioso vídeo que publicamos hace unos días del argentino intentando proteger con su cuerpo su coche de una tormenta de granizo nos ha llevado a buscar en Internet si existía algún artilugio para evitar que las piedras de hielo dañen a un coche a la intemperie. Si querías ser el primero en crearlo, olvídalo: ya está inventado y el curioso producto se llama Hail Protector.

Según el Highway Loss Data Institute (la agencia de seguridad vial estadounidense) cada año son dañados por el granizo casi 250.000 vehículos, solamente en los EE.UU. No es ninguna broma, ya que el precio medio de la reparación de chapa es de 3.100 dólares (unos 2.500 euros). ¿Qué hacer entonces para proteger un vehículo de esas pelotas de golf esculpidas en hielo que caen del cielo? La solución es obvia: un airbag para el exterior del coche.

Cambiar el airbag del interior al exterior de un coche fue idea de la empresa tejana Hail Storm, que patentó este curioso sistema de protección contra el granizo. El sistema incluye una aplicación de smartphone (disponible para iOS y Android) que utiliza la información del Servicio Meteorológico de EE.UU. y que advierte a los propietarios sobre la posibilidad de granizo unos 30-60 minutos antes de la tormenta.

La cubierta está formada por dos capas. La primera cubre las ruedas y pasa con unas correas por los bajos del coche, mientras que la segunda se encarga de la protección exterior. Se infla a través de cuatro ventiladores que funcionan con un pequeño compresor que el propietario activa mediante un pequeño mando a distancia.

Sus fabricantes dicen que se infla en menos de cinco minutos y que protege a los vehículos de bolas granizo del tamaño de una pelota de tenis. Además de defensa del granizo, la cubierta también ofrece la protección contra rayos UVA, y transpirabilidad cuando no está en “modo armadura”. También puede servir como una simple cubierta del coche (con unas correas y conexiones eléctricas extra). Su precio, entre 299 y 399 dólares, según el tamaño del vehículo. ¿Nuestra opinión? Con la aplicación de móvil sería suficiente… en esos 30 minutos pones el coche a resguardo y listo. A no ser que estés en medio de la nada, algo que puede ser más habitual en EE.UU. que en España, desde luego.

En este vídeo puedes ver cómo se imfla el Hail Protector (se multiplica por 25 la velocidad normal).

Fuente: Hail Storm Products

Galería de fotos:

Ver galeria (7 fotos)

2 COMENTARIOS

  1. la idea si me ha gustado pero me quitara algo de trabajo ya que vivo de reparar coches dañados por
    granizo sin la nesecidade de pintar pero bueno sobrevivire!!!!!!!

Deja una respuesta