Aunque muchos no conozcan su historia, el origen de Audi está situado a finales del siglo XIX. Por aquel entonces, August Horch fundaba su compañía de automóviles. En 1909, tras varios problemas con sus socios, se fue de su propia empresa y fundó otra con un nombre similar. Por problemas legales con su antigua compañía, en 1910 cambia el nombre a Audiwerke. En la siguiente década J.S. Rasmussen adquiere la mayoría de las acciones y se avecinan cambios.

En 1932 se establece Auto Union, que es fruto de la fusión Audi, Horch (ambas de Horch), DKW y Wanderer. Precisamente el logo de los cuatro aros simboliza a estas cuatro compañías. Fue luego, en 1966, ya bajo el paraguas de Volkswagen cuando pasó a ser conocida definitivamente como Audi. Y si hoy hacemos este pequeño repaso es porque la marca alemana podría recuperar el emblema de Horch para una versión tope de gama de su Audi A8.

Desde hace poco tenemos una nueva generación del buque insignia de la compañía. Pero ya se habla de su futuro y de una posible actualización en un par de años. En ese momento aparecería la versión Horch, que destacaría por ser la más lujosa y capaz de la marca. Vendría a ser algo así como lo que hace Mercedes-Maybach. Este hipotético Audi A8 L Horch se distinguiría por elementos como las llantas específicas o el logotipo de la marca clásica en varios puntos de la carrocería.

Ya se habla que esta variante iría ligada a la mecánica W12 biturbo de 6.0 litros de la marca, un motor que estaba programado para el modelo pero que todavía no ha llegado (por los problemas de homologación, supuestamente). Tampoco se descarta el uso de un V8, más eficiente. Lo que sí queda descartado es que Horch se establezca como marca independiente, pues los años de Maybach por separado todavía son recordados.

Fuente: Automotive News

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta