Logo de Noticias Coches
Ferrari 550 GT1 (1)
Luis Blázquez

Ferrari 550 GT1, un cavallino rampante que te dará alas en las pistas de todo el mundo

Cada vez más populares entre los coleccionistas y pilotos, los vehículos de la categoría GT1 de la FIA no solo tienen una línea de sangre reconocible con sus homólogos de carretera, sino que también permiten el acceso a excelentes carreras en algunas de las mejores pistas del mundo. Y poner una joya como un Ferrari 550 GT1 en el garaje y usarlo en los circuitos es un privilegio solo para unos pocos.

El 550 GT1 es la versión de competición del conocido 550 Maranello, que llegó a la lista de fabricantes emilianos para sustituir al linaje Testarossa; cuyo último enlace fue el F512 M. El 550 fue el último cavallino equipado por un motor V12 que consiguió una victoria absoluta en una carrera de 24 horas cuando se hizo con la victoria en Spa en 2004. El año pasado, ese mismo coche, uno de los 10 fabricados por Prodrive, se vendió en una subasta por un precio de 4,29 millones de dólares (3,6 millones de euros, aprox.).

Este es un ejemplar de 2001, y es una de las cuatro unidades preparadas por Italtecnica para el equipo Rafanelli (chasis #115811). Al volante de esta feroz fiera en el Campeonato FIA GT de esa misma temporada estuvieron los pilotos Emanuele Naspetti y Mimmo Schiattarella. Hizo su debut en Monza, pero se retiró debido a un fallo en la dirección. Posteriormente, en Brno (República Checa) y Magny-Cours (Francia), terminó quinto y cuarto respectivamente. Luego consiguió otro quinto puesto en Silverstone (Reino Unido).

El primer triunfo real llegaría en Zolder, Bélgica, donde consiguió la pole position. Más tarde, el coche compitió en las 24 Horas en Spa, donde se clasificó segundo y lideró brevemente la carrera. Desafortunadamente, se retiró después de solo seis horas por un cigüeñal que dijo basta. Aligerado en unos 550 kilos en relación con el gran turismo de calle, la suspensión se modificó considerablemente y el ex-diseñador de McLaren F1, Peter Stevens, revisó en gran medida la carrocería y la aerodinámica del conjunto italiano.

Este Ferrari 550 GT1 se perdió la mayor parte de la temporada 2002, pero compitió (aunque se retiró) en cada una de las tres últimas rondas. Continuó luchando por victorias a lo largo de 2003 y logró dos victorias en las carreras italianas de GT en el A1-Ring. El coche consiguió tres copas de oro en la general durante el Campeonato Italiano de GT y quedó tercero en la clasificación. Durante este periodo fue conducido ocasionalmente por Toto Wolff, el actual director del equipo Mercedes-AMG Petronas F1 Team.

Desde que se retiró, el coche ha sido completamente restaurado y sus características lucen la misma decoración de Red Bull que adquirió en 2002. Te recordamos que en el Ferrari 550 GT1 hacía gala del corazón del 550 Maranello, un bloque V12 atmosférico, pero actualizado a una cilindrada de 6.0 litros en lugar de los 5.5 de fábrica. Las repercusiones aerodinámicas junto con las prestaciones del coche, hicieron del Ferrari 550 GT1 una máquina muy incisiva en el Campeonato FIA GT y en las American Le Mans Series.

Bien financiado, brillantemente concebido e impecablemente ejecutado, el programa fue un éxito rotundo; los coches obtuvieron no menos de 50 victorias en una general o de clase en eventos internacionales durante sus cinco años de servicio. Y si tienes el mismo entusiasmo que nosotros por hacerte con un ejemplar, esta es tu oportunidad. Este Ferrari 550 GT1 con la librea de Red Bull será subastado por RM Shotheby’s el próximo 15 de junio por un precio estimado de entre 1,8 y 2 millones de euros (visita la fuente para ver una detallada galería).

Fuente: RM Sotheby’s

Galería de fotos:

  • competición
  • deportivo
  • Ferrari
  • subastas de coches