En alguna ocasión hemos hablado de los one-off de Ferrari. Son ejemplares únicos, concebidos de forma totalmente exclusiva por el departamento Ferrari Special Projects. Cada vez se lanzan más coches de este tipo, que generan una gran rentabilidad a la marca. El último en llegar ha sido el Ferrari P80/C, un modelo que solamente podrá pisar el circuito y que se posiciona como uno de los trabajos más radicales que haya hecho la marca del cavallino.

Aunque toma como base un Ferrari 488 GT3 (la versión de competición del 488 GTB), su inspiración espiritual viene de otros más clásicos como los Ferrari 330 P3 y P4 o del Dino 206 S. Este nuevo one-off escribe sus propias reglas de estilo, pues no se parece a nada de lo que hay actualmente en la gama de la marca italiana. Es el proyecto más largo que han tenido, pues llevan trabajando en él desde 2015 debido a los cuantiosos cambios hechos a nivel de rendimiento y aerodinámica.

En el frontal se aprecia lo radical que es. Dos grandes de aire surcan el capó al estilo de los S-Duct que vemos en la Fórmula 1 (y en el Ferrari 488 Pista). Prescinde de los faros tradicionales y cuenta con unos pilares A oscurecidos para lograr la sensación de techo flotante. La zaga es de lo más radical gracias al enorme alerón fijo o al prominente difusor trasero que acoge las salidas del escape y que muestra su parentesco con el mundo de la competición.

Que el Ferrari P80/C se haya producido sobre el chasis del 488 GT3 es porque cuenta con una mayor distancia entre ejes. Eso permitía a los diseñadores jugar con su diseño y además lograr un mejor rendimiento. De ahí que se haya equilibrado por completo su carrocería, dando la sensación de tener una cabina situada en una posición más adelantada. En términos aerodinámicos se estima que ha mejorado un 5 %, al no tener que ceñirse a restricciones.

Tampoco se han seguido límites en su mecánica, que parece ser la misma V8 biturbo de 3.9 litros aunque sin las restricciones que se aplican en GT3. En el interior del Ferrari P80/C si que hay bastantes similitudes con el 488 GT3, con las medidas de seguridad de la FIA, asientos tipo baquet y un volante extraíble de lo más llamativo. No ha trascendido el nombre del afortunado cliente que se lo llevará a casa ni el precio que ha tenido que pagar por este ejemplar.

Fuente: Ferrari

Galería de fotos:

Ver galeria (25 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta