El término “one-off” podría traducirse como “algo único, que ocurre una sola vez”. Esto aplicado al mundo del automóvil se tiene que interpretar como un coche singular, un modelo del que solamente se hará una sola unidad. Vendría a ser algo así como el peldaño superior en la escala de la exclusividad, un vehículo que solo se encontrará en tu garaje y que será imposible que te cruces con otro similar por la calle.

Lo cierto es que estas creaciones especiales cada vez salen más rentables a las marcas de lujo. En la mayoría tienen departamentos de personalización para dar al cliente una configuración única del vehículo. En otros caso se va a más y se ofrecen modelos con una tirada de una unidad, como el Rolls-Royce Sweptail o el Aston Martin Vantage GT12 Roadster. Lo cierto es que Ferrari lleva jugando a esto muchas años con su departamento Ferrari Special Projects. Aquí van sus diez mejores one-off.

Ferrari GG50

Aunque esta historia comenzaba antes de que Ferrari Special Projects existiera. En 2005 se cumplía el 50 aniversario de Giorgetto Giugiaro diseñando coches. Para celebrarlo, en Italdesign (compañía fundada por Giugiaro) crearon el Ferrari GG50, un modelo de lo más exclusivo. Tomaba como base al Ferrari 612 Scaglietti, incluyendo su motor V12 atmosférico de 5.7 litros con 540 CV. El exterior fue la parte más modificada, con un diseño diferencial y llamativo que todavía sorprende. El interior se mantenía en esencia, aunque metía algunos elementos derivados de la Fórmula 1, como el volante.

Ferrari P4/5 by Pininfarina

Uno de los que no pasa de moda con los años es el Ferrari P4/5 by Pininfarina. Probablemente el más atrevido de la lista fue creado en 2006. El popular productor de cine y coleccionista, James Glickenhaus (volverá a aparecer en la lista), tenía un Ferrari Enzo en su garaje pero quería algo más inspirado en la competición de los años 60. Se lo encargó a Pininfarina y el diseñador Jason Castriota se inspiró en el Ferrari 330 P4. El resultado fue un afilado y único ejemplar con carrocería de fibra de carbono que mantiene el alabado motor V12 atmosférico de 6.0 litros con nada menos que 660 CV.

Ferrari SP1

Una vez se crea la división Special Projects de la marca italiana comienzan los one-off de forma oficial. El primero fue el Ferrari SP1, un encargo del coleccionista japonés Junichiro Hiramatsu, que era presidente del Ferrari Club en su país. El modelo fue creado por Leonardo Fioravanti, que ya había creado el prototipo F100 una década antes. Aunque en este caso se utilizaría un Ferrari F430 como base y el resultado sería más realista y adecuado.

Ferrari P540 Superfast Aperta

La segunda creación asentó las bases de Ferrari Special Projects. En este caso, fue un encargo de Edward Walson, hijo del inventor de la televisión por cable. El Ferrari P540 Superfast Aperta todavía es recordado por su color dorado, que rendía tributo al Ferrari 330 LMB, un ejemplar que hizo sus pinitos en la competición y posteriormente en la gran pantalla. Para realizarlo se tomó como base un 599 GTB al que se eliminó el techo, dejando una silueta targa de lo más llamativa. Se mantenía el motor V12 de 620 y aunque pesaba 20 kg más, la exclusividad merecía la pena.

Ferrari Superamerica 45

Uno de los gigantes en el sector inmobiliario en Nueva York, Peter Kalikow, también quiso su creación especial en 2011. El suyo fue el Ferrari Superamerica 45, una interpretación del 599 GTB con un techo rígido targa. Lo que no había podido hacerse en producción se llevó a cabo en este ejemplar, que incorpora el sistema del antiguo Ferrari 575M Superamerica. La carrocería recibe algunos detalles estéticos para diferenciarse del modelo base y para parecerse un poco al 400 Superamerica de los 60.

Ferrari SP12 EC

Eric Clapton es uno de los mejores guitarristas de la historia, de eso no hay duda. Él también tiene un one-off personalizado, el Ferrari SP12 EC. Aunque toma como base un Ferrari 458 Italia, las modificaciones estéticas son profundas y se trata de lograr un aspecto inspirado al Ferrari 512 BB. Aunque trata de replicar a uno de los ‘Berlinetta Bóxer’ por excelencia, lo cierto es que lleva el mismo motor V8 que el modelo base. Se habla de que el proyecto tuvo un presupuesto de unos 5 millones de euros.

Ferrari F12 TRS

El Ferrari F12 TRS es uno de los más radicales de la lista. Este modelo vio la luz en 2014 y empleaba la base del Ferrari F12 Berlinetta, aunque muy modificada. El diseño es de Flavio Manzoni, que trata de rendir tributo al Ferrari 250 Testa Rossa de 1957. A diferencia del clásico, el one-off tiene unas líneas más agresivas y prescinde del techo para dejar una esculpida silueta targa. Llega el motor V12 de 6.3 litros con 740 CV. Aunque inicialmente solo se iba a hacer una unidad (en color rojo), posteriormente se hizo otra (en color plateado-cromado).

Ferrari 458 MM Speciale

Ya en 2016 llegaba uno de los más significativos. El Ferrari 458MM Speciale fue un encargo de un cliente británico que quería despedir los motores atmosféricos por todo lo alto. Se tomó como base al Ferrari 458 Speciale (su sucesor ya empezó la era turbo) con su V8 de 4.5 litros de 605 CV. La estética fue profundamente modificada, principalmente en la zona del techo y las ventanillas, logrando un efecto similar a lo que ya se vio en el Ferrari 288 GTO de 1984.

Ferrari SP 275 RW Competizione

Otro de los recientes es el Ferrari SP 275 RW Competizione, un ejemplar encargado por el estadounidense Rick Workman. La intención con este one-off era la de replicar al Ferrari 275 GTB/C de 1964. Para ello se toma como base a un Ferrari F12tdf, al que se añaden algunos elementos como el frontal o las branquias, además del color amarillo, en honor al clásico. Se mueve gracias al potente motor V12 de 6.3 litros con 780 CV.

Ferrari SP38

El último one-off en llegar fue presentado este mismo año. El Ferrari SP38 se ha paseado por el Concorso d’Eleganza Villa d’Este sin que todavía sepamos la identidad ni la procedencia de su comprador.

Lo que queda claro es que se trata de un modelo fuertemente inspirado en la competición. Aunque se toma como base al Ferrari 488 GTB, durante el proyecto se ha modificado su carrocería y se encuentran algunos guiños a los Ferrari F40 o Ferrari 308 GTB. La zaga se una de las zonas más llamativas con su alerón integrado y las dos salidas de escape en la zona media.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta