El Fiat 126 fue un claro ejemplo de un vehículo diseñado para ser robusto y barato para una gran parte de Europa. Muchos, seguramente, tengáis un bonito recuerdo de este coche, dado que en nuestro país se vendió como SEAT 133. Ahora, este icono del diseño se ha reinventado como un vehículo eléctrico sin perder un ápice de la esencia original. De nombre Fiat 126 Vision, estas representaciones digitales son obra de MA-DE Studio, y cuentan con la autorización de la firma de Turín.

Una breve lección de historia antes de analizar en profundidad al 126 del presente. El modelo original era un pequeño urbano de cuatro plazas de motor trasero. Apareció por primera vez en escena en 1972 como reemplazo del exitoso 500. Mostrado en el Salón del Automóvil de Turín, fue uno de los coches más exitosos de la marca, con 4,7 millones de unidades vendidas en su durante su vida comercial. Fiat dejó de fabricarlo en 1980, aunque continuó construyéndose en Polonia bajo licencia desde 1973 hasta el 2000 (1973-1992 FSM/1992-2000 Fiat Auto Poland).

Ahora, vayamos con el prototipo digital. Esto será bastante subjetivo, ya que no a todo el mundo le gusta todo. Pero de acuerdo con las palabras de MA-DE Studio, “en este nuevo prototipo, el 126 no pierde su identidad, sino que se fortalece. Con este 126 Vision hemos decidido preservar, adoptando una nueva interpretación, la silueta y algunos elementos estilísticos inconfundibles, como el techo cónico en la parte trasera y los faros cuadrados dominados por la línea de cintura que envuelve el vehículo”. Y subjetivamente hablando, el resultado cumple con creces.

El Fiat 126 Vision conserva las líneas maestras de Sergio Sartorelli, con una delantera cuadrada y un capó de tipo concha, un par de faros LED y apenas una pequeña rejilla en la sección inferior del parachoques. Ese diseño limpio y cuidado continúa en los lados, donde tan solo destacan las manijas de las puertas, colocadas a ras de la carrocería, y los dos nervios que cruzan la carrocería. La parte trasera cuenta con un par de luces LED y una generosa luneta. Y, por último, unas llantas de aleación modernizadas que realmente casan con el espíritu vintage del famoso coche italiano.

Y como mandan los tiempos que corren, un Fiat 126 nuevo y mejorado, como este, funcionaría con una batería, lo que significa que podría tener mucha más potencia y par motor que el coche original. Además, los coches eléctricos pequeños con un diseño clásico no sería algo nuevo para Fiat, ya que ha convertido el 500 en un cero emisiones, y otros rivales como el Honda e ganan más adeptos por minuto. Como coche urbano y distintivo, seguramente tendría muchos adeptos entre el público.

Fuente: MA-DE Studio

Galería de fotos:

Ver galeria (10 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta