La actual generación del Ford Fiesta ya contaba con una versión con la etiqueta ECO, el Fiesta GLP y a partir de ahora habrá otras dos que ostentan el mismo galardón gracias a la tecnología EcoBoost Hybrid de 48 voltios, que mejoran un 5% la eficiencia del combustible, ademñas de las ventajas de acceso a las ciudades y descuentos en las zonas de aparcamiento regulado que otorga el etiquetado ambiental.

Se concreta de este modo una noticia anunciada hace un año y que cimple con el compromiso de la marca de contar con versiones electrificadas en toda la gama, hasta tener 18 modelos a finales de 2021.

Se trata de la misma tecnología que emplea el Ford Puma. Está disponible en versiones de 125 y 155 CV y disponen de un arrancador/generador integrado impulsado por correa (BISG) en lugar del alternador estándar. Esto permite recuperar energía perdida en motores convencionales durante el frenado y el arranque, y almacenarla en una batería de 48 voltios de ion-litio refrigerada por aire.

Como es habitual en los Mild Hybrid, el BISG también actúa como motor, asistiendo en aceleraciones (hasta 20 Nm de par), lo que reduce el esfuerzo del motor de gasolina y alimentando los auxiliares eléctricos del vehículo.

  • EcoBoost Hybrid de 125 CV: Anuncia un consumo de 5,0 l/1oo km y 112 g/km de emisiones de CO2, un 5% menos que el gasolina convencional (y hasta un 10% en ciudad). A partir de 19.240 euros.
  • Ecoboost Hybrid de 155 CV: En este caso llega a entregar hasta 240 Nm de par (20 Nm más que el gasolina convencional) y hasta un 50% más de par a revoluciones bajas y medias. Las emisiones son de 116 g/km. Desde 21.220 euros.

Además, el BISG ha permitido reducir la relación de compresión del motor EcoBoost y añadir un turbocompresor más grande o que la tecnología Auto Start-Stop funcione más tiempo, incluso a 25km/h si se pisa el pedal del embrague pisado.

Otras mejoras en la gama Fiesta

Los Ecoobost de 95 y 125 CV emplean la última generación de este motor, con tecnología de desactivación de cilindros. El más potente, además, puede contar desde ahora con u nueva transmisión automática de doble embrague de siete velocidades que mejora los consumos un 15% respecto al anterior EcoBoost de 100 CV de seis velocidades automático. Quienes realicen muchos kilómetros siguen teniendo a su disposición el 1.5 TDCi diésel con  85 CV.

Además, el Fiesta estrena un módem FordPass Connect de serie que permite una serie de funciones para hacer la experiencia de usuario más fácil y gratificante usando la aplicación móvil FordPass (permite bloquear y desbloquear las puertas, saber dónde aparcaste, comprobar tu último trayecto o ver el nivel de combustible desde el móvil) . También está disponible un nuevo cargador inalámbrico que ayuda a los ocupantes a cargar los smartphones durante los desplazamientos.

En las versiones más completas, como el Fiesta Active o el ST-Line se suma el asistente de aparcamiento perpecicular al Active Park Assist y la alerta de tráfico cruzado se ha mejorado con freno activo.

Fuente: Ford

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta