Mountune es un preparador británico que es bien conocido por sus trabajos con modelos de cierta marca con un logotipo en forma de óvalo. En los últimos tiempos hemos podido ver como aumentan las capacidades de sus versiones más deportivas y ahora vuelven a hacerlo con el Ford Focus ST. Desde aquí probamos recientemente al compacto y nos dejó con un buen sabor de boca, pero se queda bastante atrás si lo comparamos con esta preparación.

Porque Mountune con su pack 330 lo que hace en primer lugar es aumentar la potencia del 2.3 EcoBoost hasta los 330 CV y 515 Nm de par. Eso es una notable diferencia de 50 CV y 95 Nm respecto a lo que consigue el cuatro cilindros de serie y lo dejan bastante cerca de lo que lograba el anterior Ford Focus RS. Para conseguirlo no recurren a modificaciones a nivel mecánico, sino que es pura electrónica y llega al punto de que el usuario puede hacerlo desde casa.

Mountune proporciona un dispositivo OBD para conectar al Ford Focus ST y desde la aplicación Smartflash del preparador se puede hacer el aumento de potencia. Esto permite que el propio usuario adapte la respuesta del coche a sus necesidades, pudiendo optar entre tres calibraciones. La inicial es la que aumenta la potencia y el par, además del sonido de escape en los modos Sport y Track. También destaca una modificación en los cambios para que sean más suaves y precisos.

Las dos restantes son una Stock Performance para dejarlo como estaba de serie y una Anti-Theft para inmovilizar el vehículo y evitar robos. Entre las modificaciones que incluye Este pack 330 de Mountune para el Ford Focus ST también incluye la insignia del preparador para poner en el paragolpes trasero y un filtro de aire de alto rendimiento. El precio en Reino Unido es de 599 libras (unos 653 euros al cambio) y se incluye una garantía por un año o 12.000 millas (unos 19.312 kilómetros).

Galería de fotos:

Ver galeria (7 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta