Desde que se presentó la nueva generación del Ford Kuga quedó demostrado el gran avance que suponía. Al asentarse sobre la plataforma C2 de la marca le permitía ser más ligero y más amplio, además de poder adoptar sistemas de propulsión alternativos. De esta forma, el Ford Kuga PHEV, la versión híbrida enchufable, se posicionaba como una de las opciones más interesantes. Ahora ha recibido una llamada a revisión por uno de sus componentes más importantes.

Se ha reportado un «daño físico en el módulo de control de diagnóstico de a bordo (SOBDM), que podría permitir la entrada de agua» al mismo. En caso de que eso sucediese habría riesgo de cortocircuito y eso podría causar un sobrecalentamiento de su batería y, en el peor de los casos, un incendio. Por el momento se han paralizado las ventas y la marca se irá poniendo en contacto con los propietarios de las unidades afectadas.

Los Ford Kuga PHEV que podrían estar afectados por este fallo son aquellos que han sido producidos entre el 1 de julio de 2019 y el 5 de junio de 2020 en la planta de la marca en Almussafes (Valencia), que lo fabrica en exclusiva y lo exporta al resto de mercados. Se calcula que son alrededor de 20.800 las unidades que tendrán que pasar la revisión para solventar el problema, algo que suponemos que se hará de forma totalmente gratuita y dando facilidades a los propietarios.

Mientras tanto, se recomienda a los usuarios que no carguen la batería del Kuga PHEV conectándolo a la corriente (sí que se podría durante la marcha con el modo que lo permite) y que tampoco utilicen el modo de conducción eléctrico «EV Auto» para evitar mayores riesgos. Por el momento no se han reportado lesiones en personas, pero en Reino Unido se habla de cuatro incendios debido a ese sobrecalentamiento de la batería.

Fuente: Europe Comission

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta