Hace unos meses era lanzado el Ford Puma, un modelo que ha levantado bastante polémica por su denominación. Se dejaba atrás al simpático deportivo coupé de los 90 y llegaba un crossover pequeño de aspecto llamativo. Ahora que ya falta poco para su llegada al mercado se anuncia un nuevo acabado tope de gama. Se trata del Ford Puma Titanium X, que quiere posicionarse como la versión más distinguida y enfocada al lujo (sin saber todavía si llegará un Puma Vignale).

Este ejemplar se quiere distinguir del resto de la gama Puma gracias a una serie de elementos específicos. El exterior cuenta con una serie de detalles cromados, presentes en la parrilla, los embellecedores de los faros y los faldones laterales. También llaman la atención las llantas de 18 pulgadas, exclusivas de la versión, o que los retrovisores tengan proyectores de luz que iluminan el suelo cuando se abre la puerta.

En el interior se quiere dar un paso adelante en cuanto a calidad percibida, por eso cuenta con un volante efecto cuero y algunas molduras que imitan a la madera en algunas zonas. A eso hay que sumar una solución llamativa como son las fundas de asiento extraíbles y lavables, que permiten una fácil limpieza y que son intercambiables (hay varios diseños disponibles). Además el equipamiento es muy destacado, incluyendo asientos con masaje, carga inalámbrica del smartphone o sistema de sonido B&O con 10 altavoces.

En cuanto a las ayudas a la conducción, se incluyen algunas como el asistente de mantenimiento de carril, el asistente de pre-colisión con detección de peatones o el control de crucero adaptativo con Stop & Go. En cuanto a habitabilidad, consigue buenos niveles gracias a un maletero de 456 litros de capacidad, que además cuenta con la novedad de la MegaBox, un espacio separado que incluso puede ser limpiado con manguera al tener un desagüe.

El Ford Puma Titanium X se puede elegir con todos los motores de la gama. En este caso, destaca la introducción de la tecnología EcoBoost Hybrid, que convierte al motor de tres cilindros 1.0 EcoBoost en microhíbrido gracias a un arrancador/generador por correa integrado (BISG) y el sistema eléctrico de 48 voltios. Está disponible en dos niveles de potencia: 125 y 155 CV, mientras que solo pueden ir con la caja de cambios manual de seis velocidades.

Fuente: Ford

Galería de fotos:

Ver galeria (9 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta