Alejandro Cartagena es un fotógrafo que vive y trabaja en Monterry, México, que ha centrado su trabajo en temas sociales y ambientales a través del paisaje y el retrato.

Uno de sus temas más recurrentes es la expansión suburbana en las ciudades mexicanas y la realidad de las malas condiciones laborales. En su país, el rápido crecimiento de las ciudades está provocando un mayor número de desplazamientos, más largos y, por tanto, mayores emisiones del carbono.

Cartagena también utiliza este tema para presentar la necesidad de mejorar el transporte público en México. Tenía la esperanza de retratar la mentalidad de los trabajadores que fotografió, que refleja un momento en sus vidas, así como su posición social en una época de crisis.

Esta serie de fotografías, Car Poolers, investiga cómo los trabajadores en México comparten vehículo, una práctica que permite a los trabajadores ahorrar dinero y tiempo. Su motivación principal no es el medioambiente (más bien preservar los escasos recursos personales), pero este uso compartido del coche, hace que se contribuya a una causa ecológica (como el carsharing o el consumo colaborativo, pero sin empresas detrás).

Cartagena se ha situado encima de una carretera para captar la parte trasera de las pick-up donde, además de transportar mercancías o maquinaria, sirve como transporte para los trabajadores que no tienen otro medio de transporte para llegar a su lugar de trabajo. El hecho de que el encuadre de las fotografías sea siempre el mismo lo concierte en una secuencia. Incluso alguna vez capta el mismo vehículo en viajes y con gente distinta. Y todas las imágenes, aunque alejadas, tienen un tinte dramático que te hace imaginar la historia que habrá detrás de las personas que se acurrucan en la trasera de la pick-up o se ocultan con mantas. Realmente fascinante.

Vía: Inhabitat
Fuente
: Alejadro Cartagena

Ver galeria (20 fotos)

1 COMENTARIO

  1. Por desgracia, a este ritmo politiquero y empresarial de tintes americanizados, puede que tambien nos toque aqui…

Deja una respuesta