Logo de Noticias Coches
Ford Almussafes vuelta produccion – 4
Luis Ramos Penabad

El futuro de Ford Almussafes se decide en semanas

Son malos tiempos para la industria automovilística. La falta de componentes ha frenado a las fábricas y, más recientemente, el atasco del puerto de Shanghái ha parado las cadenas de suministro. Y ojo, que como los nuevos coches eléctricos precisarán de menos mano de obra ya se anuncian reducciones de personal. Eso mismo ha anunciado Ford sobnre la planta valenciana de Almussafes, que tendrá «un redimensionamiento de plantilla», incouso si finalemente se le adjudican los nuevos modelos eléctricos de la marca.

La gran decisión se tomará en junio. La fábrica española compite con la planta alemana de Saarlouis para captar una inversión para los futuros modelos eléctricos, ya quye Ford solamente ensamblará vehículos con enchufe a partir de 2030. La planta española jugaba con un as en la manga, la fábrica de baterías de Sagunto para garantizar el futuro, pero no parece claro.

Para acelerar el proyecto, la multinacional americana pensaba concurrir al PERTE (Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica), ayudas públicas financiadas con fondos europeos del Next Generation EU. El plazo para soliciutar estas ayudas remata el 17 de mayo… y en el Gobierno surgen dudas. Si Almussafes no es la fábrica elegida, los fondos se perderían. Aceptar un PERTE condicionado podría suponer no disponer de ese dinero.

El escollo principal en estos momentos, según indica el periódico Las Provincias, es la división sindical. El pacto entre el comité de empresa (con mayoría de UGT) y la dirección ha sido impugando con una demanda judicial. Los sindicatos minoritarios consideran que las cesiones son demasiadas.

Con este problema sobre la mesa, las teóricas ventajas de Almusafes sobre Sarrlouis (salarios más bajos qiue implican menores costes de producción y la cercanía de la planta de baterías) se diluyen, al surgir diudas en la cúpula europea. Lo que sí está claro, según las declaraciones de Stuart Rowley eesta semana es que «tanto Saarlouis como Valencia deben someterse a un redimensionamiento de su estructura actual. Los detalles exactos no estarán disponibles hasta que hayamos seleccionado una planta preferida»,  decía el directivo en un escrito remitido a ambas plantillas.

Menos modelos, menos plantilla

La fábrica de Almussafes ya se debía enfrentar a una reducción de plantilla, toda vez que se ha cesado la producción del Ford Mondeo y a la Ford Transit Connect le queda poco recorrido, ya que la sucesora de la furgoneta correrá a cargo de Volkswagen, con quien la marca tiene un acuerdo. Solamente el Kuga tiene futuro a medio plazo y ni las plantas de baterías y motores podrá absorber el excedente de personal.

Antes de la pandemia, la planta valenciana contaba con 7.000 trabajadores. Ahora ronda los 6.000. La Covid-19 implicó dos ERE, en 2020 y 2021. La idea original era acometer un tercer ajuste en 2023, una vez definido si la planta será la elegida para fabricar los dos coches eléctricos… Habrá recortes de personal sí o sí. Los sindicatos piden que se eviten los despidos forzosos y que se apueste por las bajas voluntarias 

Vía: Las Provincias

  • Ford
  • Industria