En los últimos tiempos estamos oyendo hablar de la tecnología de pilas de combustible basadas en hidrógeno y de cómo se están investigando nuevas fórmulas (como hace la empresa química BASF) para solventar uno de los mayores problemas que tiene, el de su elevado precio. Hoy os traemos algo bastante diferente, un coche de radiocontrol que se puede controlar a través del iPhone y que funciona con hidrógeno. ¿Lo queréis conocer?

Este vehículo tan futurista se llama i-H2GO y ha sido desarrollado por Horizon Fuel Cell Technologies, una empresa china que posee un amplio catálogo de juguetes que respetan el medio ambiente y que quiere concienciar a los mas pequeños (y quizá a los mayores) de la importancia de no contaminar. En realidad esta compañía lleva desde 2006 trabajando en un coche de este tipo, pero hasta hace unos meses no ha visto la luz.

i-h2go 2El coche obtiene su electricidad a través de una pila de hidrógeno, que es insuflado en el vehículo desde una estación de carga a la que sólo hay que añadir agua. Una célula solar se encarga de separar el hidrógeno del agua (H2O) mediante electrólisis (pasando una corriente eléctrica por el agua). Si es de noche (o mejor dicho, si no hay luz) el dispositivo también se puede alimentar mediante un cable USB.

Como ves, basta con rellenar el depósito de agua y disponer de luz solar para que el émbolo vaya subiendo desde la estación de recarga al generar hidrógeno. Una vez que se haya generado todo el hidrógeno necesario, hay que apretar el émbolo nuevamente hacia abajo (como si de una bomba de hinchar la bicicleta se tratase) para comprimir el hidrógeno e introducirlo en el depósito del coche mediante un pequeño tubo.

i-h2go 3Una vez cargado, ya solo queda encenderlo. ¿Cómo? Mediante un conmutador situado en la parte inferior del coche. Lo siguiente sería controlarlo a través de una aplicación, que por el momento solo está disponible para dispositivos iOS, aunque desde la compañía ya están trabajando en la aplicación para Android. El único problema que tiene el i-H2GO, si es que lo tiene, es que no te puedes meter dentro. Puedes comprarlo por 175 euros y, por si todavía no estás convencido, te dejamos con el vídeo para que veas este coche radiocontrol funcionando con hidrógeno.

Fuente: Horizon Fuel Cell Technologies

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta