Logo de Noticias Coches
hidrogeno-verde
Luis Ramos Penabad

Producir hidrógeno sin necesidad de agua está más cerca que nunca

Producir hidrógeno tiene varios problemass. Quizá el más comentado es siempre el del uso intensivo de energía, pero también se precisa agua, un bien escaso. Ahora, esa necesidad podría reducirse con el electrolizador de aire directo inventado por investigadores de la Universidad de Melbourne, que puede extraer hidrógeno directamente del aire usando la humedad ambiental.

Eso permitiría crear hidrógeno verde en casi cualquier parte del planeta, sin necesidad de ninguna otra fuente de agua dulce, ya que el electrolizador de aire directo (DAE) absorbe y convierte la humedad atmosférica, incluso con una pequeña humedad del 4%.

Esta máquina podría ser particularmente relevante para un país como Australia, que tiene ambiciones como exportador de energía limpia, junto con un enorme potencial de energía solar, pero también condiciones de sequía generalizadas y acceso limitado a agua limpia. Pero desvincular la producción de hidrógeno de la necesidad de suministro de aguapuede ser muy interesante en gran parte de África, Asia, India y Oriente Medio, donde el potencial solar va de la mano de la escasez de agua.

Los ingenieros describen su invención como simple: un electrolizador con dos placas planas que actúan como ánodo y cátodo. Intercalado entre las dos placas hay un material poroso (esponja de melamina o espuma de vidrio sinterizado), empapado en una solución iónica higroscópica, una sustancia química que puede absorber la humedad del aire de forma espontánea.

Una vez conectado a una fuente de energía y expuesto al aire, el hidrógeno comenzará a liberarse en el cátodo y el oxígeno en el ánodo. Así de simple. Es la primera vez que se extrae hidrógeno directamente del aire y señalan que funciona con un 4% de humedad. En desiertos como loss que hay en el centro de Australia la humedad alcanza el 20 %.

Los investigadores probaron varios líquidos higroscópicos, medios porosos, espesores y otros parámetros diferentes, hasta lograr una eficiencia faradaica de alrededor del 95 %. Conectado a un panel solar del tamaño de un libro de bolsillo, descubrieron que pueden generar 3,7 metros cúbicos de hidrógeno de alta pureza por día, por metro cuadrado de cátodo.

Según los científicos, esta nueva técnica es estructuralmente viable y de bajo mantenimiento. Ahora les toca hacer pruebas en diferentes condiciones y temperaturas adversas, además de ampliarla. Porque una cosa es simular un clima seco en un laboratorio y otro un desierto real.

  • energía
  • hidrógeno
  • innovación