Para todas las reglas existen excepciones, pero no cabe duda alguna que el hábitat natural de los coches eléctricos es la ciudad, debido a las limitaciones de autonomía. Renault lo entendió así con su Twizy. A pesar de que cuenta en su gama con más eléctricos, desde berlinas como el Fluence ZE e industriales como el Kangoo ZE, el primer coche (mejor dicho, cuadriciclo).

Ahora es Honda la marca que ya trabaja en su particular anti-Twizy. El Honda Micro Commuter, es un directo competidor, tiene unas dimensiones bastante reducidas (2.500 mm de largo, 1.250 mm de ancho y 1.445 mm de alto) pero tiene una mayor polivalencia, ya que, además de poder adoptar la configuración 1+1 del habitáculo del Twizy, de serie lleva un asiento para el piloto y dos traseros para transportar niños.

Además, a diferencia del Twizy, cuenta con puertas y ventanillas de verdad que le dan más aspecto de coche, si bien Renault ya oferta ventanillas para el Twizy como opción, indispensables para el invierno.

El conductor dispondrá de la instrumentación típica del vehículo en un tablet situada justo detrás del volante, cuyas baterías pueden ser recargadas usando paneles solares situados en el techo, y que integra las funciones de navegación, audio y cámara de visión trasera.

El sistema eléctrico del Micro Commuter se encuentra bajo el suelo y en la parte trasera. Las baterías de ión litio le confieren una autonomía de 60 km y tardan unas tres horas en completar su carga. Su potencia total es de 15 kW (unos 20 CV) y su velocidad máxima podrá superar ligeramente los 80 km/h.

El prototipo está muy avanzado y la versión actual está muy cercana a lo que será la de producción, pero todavía falta tiempo para que lo veamos en las calles, Honda empezará sus test con prototipos en Japón a comienzos del 2013 para analizar sus posibilidades y su potencial de cara al modelo de producción. Además, pretende ser tan sólo el comienzo de muchas otras versiones derivadas de cara al futuro, ya que está basado en una plataforma de diseño variable.

Fuente: Honda

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta