En el Salón de Ginebra estamos viendo algunos prototipos interesantes. Pero ninguno con el planteamiento que trae el Hyundai Kite, una especia de buggy eléctrico biplaza con un aspecto futurista. Ha sido desarrollado conjuntamente con el Instituto Europeo de Diseño (IED) de Turín, habiendo colaborado 15 estudiantes. Es la segunda colaboración con esta institución, la anterior fue en 2014 con el Hyundai PassoCorto.

El Hyundai Kite se trata de un vehículo compacto, que tiene una longitud de 3,74 metros y una altura de 1,45 metros. No tiene ni techo, ni puertas, ni ventanas; es un buggy realizado sobre un chasis monocasco. Adopta un diseño muy anguloso en el que se intentan reducir las barreras entre el exterior y el interior. Destaca por su zaga acabada en pico y por los neumáticos todoterreno que dejan claras sus intenciones.

Porque el Hyunda Kite es un prototipo capaz de casi todo. La marca coreana destaca sus capacidades off-road y también se puede mover por otros medios. Porque aunque no lo parezca, se trata de un vehículo anfibio apto para desplazarse por el agua. De ahí que veamos un interior con dos plazas con arneses Sabelt y impermeables. De hecho, el buggy es tan minimalista que tiene el volante y poco más.

Se mueve sin emisiones gracias a cuatro motores eléctricos, que van situados uno en cada rueda. Para los que se preguntan cómo se mueve en el agua, también incorpora una turbina de chorro de agua para desplazarse en este medio. No se ha dicho nada acerca de su potencia o su autonomía, quedando claro que el Hyundai Kite es un ejercicio de diseño para buscar inspiración y elementos que poder incorporar a futuros modelos de producción.

Fuente: Hyundai

Galería de fotos:

Ver galeria (7 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta