Logo de Noticias Coches
Interestatal H3 Hawaii – 2
Mario Nogales

Interestatal H-3 de Hawái, la historia de la carretera más cara del mundo

A los conductores siempre nos han llamado atención las carreteras. Por aquí hemos hablado de las más espectaculares o de las más peligrosas, pero ahora toca hablar de la más cara del mundo. El presupuesto calculado para hacer autopistas suele ser alto, pero en este caso estamos hablando de un proyecto que tardó más de tres décadas en completarse y cuyo precio superó 17 veces el planificado inicialmente. Se trata de la Interestatal H-3 de Hawái y vamos a repasar su historia.

Corría la década de los 60 y Estados Unidos estaba en plena Guerra Fría con la Unión Soviética. Los movimientos militares en esta época estaban a la orden del día, como una larga partida de ajedrez en la que nunca se entra en jaque. La isla de Oahu es la más poblada de Hawái, es donde está la capital (Honolulu) y también es conocida por tener la Base Naval de Pearl Harbor. El objetivo fue conectar este punto con la con la Base del Cuerpo de Marines en Kaneohe en una vía directa que ahorrase tiempo.

Era algo complicado por la orografía, pues esta carretera tenía que atravesar la Cordillera de Ko’olau utilizando una serie de túneles y salvando los grandes árboles del valle de Moanalua. El proyecto inicial de 1963 se trataba de una carretera de seis carriles (tres por cada sentido) y 24,66 kilómetros de extensión que costaría entre 50 y 70 millones de dólares. Sin embargo, los grupos ecologistas y los nativos hawaianos consiguieron paralizar el proyecto alegando el gran impacto ambiental que tendría.

Fue una década de tira y afloja, a la que se sumó que en 1973 la familia Damon, propietaria de gran parte del valle de Moanalua consiguió que consideraran sus tierras monumento histórico nacional, quedando protegidas. Eso significó que la Interestatal H-3 tuviera que buscar una ruta alternativa que la llevaría  a través del valle de Hālawa. Aunque también se pusieron problemas y el proyecto se continuó retrasando de forma indefinida.

Finalmente en 1986 elSenado de los Estados Unidos, con Daniel K. Inouye a la cabeza, hizo un movimiento significativo para dar luz verde a la Interestatal H-3 de Hawái. Consiguieron una exención para poder saltarse las leyes ambientales incluyéndolo como una adición a un proyecto de ley presupuestaria del Departamento de Defensa. Las obras comenzarían en 1989 con más de dos décadas de retraso y encontrándose algunos escollos en el camino.

Los túneles que se tuvieron en construir hicieron que el presupuesto creciese desproporcionadamente, pues el terreno era difícil y su nivel de seguridad y tecnología estaba muy avanzado para esos años. También se trató de reducir el impacto ambiental de la carretera Interestatal H-3 al mínimo para no avivar las llamas. Su construcción se extendió casi una década a pesar de no ser demasiado larga, recordar que eran algo menos de 25 kilómetros lo que cubría.

El 12 de diciembre de 1997 era inaugurada la Interestatal H-3 de Hawái, prácticamente 37 años después de la primera vez que se había hablado de ella. En total, se habían gastado 1.300 millones de dólares en ella, algo más de 50 millones de dólares por kilómetro de carretera. Actualmente es una de las vías más bellas de recorrer en la isla de Oahu por su espectacularidad, aunque muchos locales siguen recorrerla por lo que supuso e incluso la consideran «maldita» por haber destruido muchos símbolos de su cultura.

Fuente: Hawaii Magazine

  • carreteras
  • Estados Unidos