¿Recuerdas el Jaguar C-X75? Podría haber sido el superdeportivo híbrido de la compañía británica. Desafortunadamente, Jaguar decidió no ponerlo en producción para centrarse en la construcción de vehículos eléctricos como el I-Pace. Pero sí que se hicieron algunos prototipos, así como un puñado de stunt cars (coches acrobáticos) para la película Spectre 007 de James Bond (2015).

Este ejemplar en concreto, el chasis 001, ya había aparecido a la venta en el concesionario inglés Kaaimans International a principios de este año, y ahora se dirige a la subasta de RM Sotheby’s en Abu Dabi del próximo 30 de noviembre. El C-X75 fue presentado en 2010 para conmemorar el 75 aniversario de Jaguar, y un modelo más preparado para entrar en producción debutó un par de años después, aunque jamás llegó a las calles.

De los seis coches construidos para la película, cuatro eran vehículos acrobáticos construidos por Williams Advanced Engineering. Esta creó un chasis tubular y superpuso los paneles de carrocería del C-X75. Debido a su condición como coche de acción, el interior no es que encontraríamos en un vehículo de producción, pero tampoco es una chapuza mal acabada. Por dentro parece un coche de carreras despojado de todo aquello que no necesita.

La idea inicial era construir 250 unidades del Jaguar C-X75 con la ayuda de Williams Advanced Engineering

Debajo de la piel hay se esconde una suspensión de rally de largo recorrido. El corazón de esta máquina es un motor V8 de 5.0 litros sobrealimentado con un sistema de lubricación por cárter seco. Este propulsor entrega 575 CV y 700 Nm en el F-Type SVR, aunque en este caso está asociado a una transmisión secuencial de seis velocidades. La potencia se envía al eje posterior a través de un diferencial mecánico de deslizamiento limitado. Los frenos AP Racing son ajustables y cuenta con un freno de mano hidráulico.

Evidentemente, esta unidad está en las mejores condiciones de cualquiera de los Jaguar C-X75 empleados en la filmación de la película, ya que se utilizó para filmar los primeros planos de los actores. Un conductor especialista lo conducía desde una plataforma en el techo, mientras que una cámara estaba montada en la parte delantera, apuntando al interior. Esa es probablemente la razón por la cual este ejemplar tiene un par de agujeros en el parachoques delantero.

Si siempre has querido tener un Jaguar C-X75, pero no creías que pudieras hacerte con uno porque la compañía nunca lo puso en producción, esta podría ser tu única oportunidad. Se entregará con una factura de venta, un certificado de su participación en la película y una ficha técnica de Jaguar Land Rover Special Vehicle Operations (SVO). El coche también se presentó en el Gran Premio de México de 2015 y Felipe Massa lo condujo para hacer una prueba de conducción.

Bajo estas líneas puedes echar un vistazo a la persecución de la película, cuando persigue al Aston Martin DB10 de James Bond por las calles italianas de Roma.

Fuente: RM Shotheby’s

Galería de fotos:

Ver galeria (14 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta