El Jaguar Project 7 es lo que en el argot se denomina “one-off” (una versión única, creada normalmente para una ocasión singular como esta) y ha sido desarrollado por el equipo de diseño de la firma británica, dirigido por Ian Callum, tomando como base el reciente y exitoso roadster Jaguar F-Type.

Aunque parezca mentira, este prototipo pasó de ser un mero boceto (salido de los lápices del diseñador Cesar Pieri) a su estado actual en apenas cuatro meses. Cuando el proyecto le fue presentado a Callum, inmediatamente se entusiasmó con él y dio el visto bueno para que pasase a la fase de prototipo, de tal forma que tuvieron que trabajar arduamente tanto el departamento de diseño como el de ingeniería, con la finalidad de dar viabilidad a las propuestas presentadas en el boceto y, además, llegar a tiempo a su presentación en el Festival de Goodwood, que se celebra durante todo este fin de semana.

Jaguar_Project_7_007En su aspecto exterior lo que más caracteriza a este vehículo único, aparte de tomar las líneas básicas del Jaguar F-Type como antes comentábamos, es la mitad trasera que se inspira claramente en otro icono de la firma de Gaydon: el Jaguar D-Type. Observamos esos rasgos sobre todo en la zona carenada que recubre la parte inmediatamente posterior al asiento del piloto, que incorpora un arco antivuelco en su interior, y que aporta reminiscencias clásicas al diseño del conjunto. Por supuesto se ha eliminado completamente todo el sistema de techo retráctil de lona, que no tiene razón de ser en un modelo de estas características.

Tampoco podemos pasar por alto otro importante “paquete” de modificaciones que incluyen el parabrisas delantero (de altura rebajada), el renovado diseño del paragolpes anterior, con un nuevo splitter en la zona baja, los faldones laterales, o la parte posterior con la imponente presencia de un gran alerón fijo de considerables proporciones y de un no menos impresionante difusor en la franja inferior. Todo ello, por supuesto, realizado en fibra de carbono, al igual que las rejillas de ventilación del capot o los retrovisores exteriores (donde se mezcla con aluminio) y que tienen una clara inspiración en los del concept-car C-X16 que vimos en el Salón del Automóvil de Frankfurt del año 2011. Para rematar el conjunto se culmina con unas preciosas llantas forjadas, de aleación, de 20 pulgadas de diámetro, con inserciones en fibra de carbono, que montan unos pegajosos neumáticos Pirelli P Zero en medidas 255/30 R20 (en el tren anterior) y 295/30 R20 (en el posterior).

Jaguar_Project_7_019El conjunto interior también ha sido remozado con innegables concesiones al diseño, como ocurre en todo buen prototipo. Se ha convertido en un modelo monopuesto, donde el conductor se sitúa sobre un asiento deportivo que se asemeja a los bacquet de competición, forrado en cuero de primera calidad y que se ubica 30 mm más abajo de la posición habitual. Además dispone de cinturones de arnés de 4 puntos de anclaje, con los que sujetar perfectamente el cuerpo cuando se quiera exprimir a fondo a este superdeportivo británico (que será muy a menudo…). Lo que sería el asiento del acompañante ha sido sustituido por un soporte para el casco del piloto (decorado con las mismas grafías y colores del prototipo) donde éste se sujeta mediante unas correas de cuero que le confieren un cierto aire “retro”. El acolchado, tanto de parte de los asientos como de los paneles de las puertas, está acabado con un dibujo romboidal de corte clásico. También hay profusión de elementos realizados en fibra de carbono y otros en aluminio, con diferentes acabados y mecanizados.

Otro de los detalles más característicos de este prototipo son tanto su denominación (Project 7), como el dorsal que luce en los laterales (7). Evidentemente no se han elegido al azar y la explicación es bastante sencilla, pues se quería rendir un homenaje a las siete victorias que la firma británica ha logrado en una de las carreras más duras del mundo: las 24 Horas de Le Mans, donde consiguió estar en el escalón más alto del pódium en los años 1951, 1953, 1955, 1956, 1957, 1988 y 1990. Y la tonalidad azul elegida es una reminiscencia de los victoriosos Jaguar D-type que participaron en la prueba francesa en los años 1956 y 1957.

Jaguar_Project_7_022En el ámbito mecánico esta unidad se encuentra propulsada por el ya conocido V8 sobrealimentado de 5 litros de cilindrada de la firma, pero que se ha optimizado hasta alcanzar los 550 CV a 6.500 rpm y un par máximo de 680 Nm entre 2.500 y 5.500 rpm (supone un incremento de 55 CV de potencia y 55 Nm de par sobre el Jaguar F-Type V8 S), que le permiten acelerar de 0 a 100 km/h en apenas 4,2 segundos o alcanzar una velocidad máxima de 300 km/h, lo que no está nada mal, si tenemos en cuenta que lo consigue a “cielo abierto”. Gran parte de sus excelentes prestaciones también tienen que ver con la presencia de un sistema de escape específico, más abierto, y con un acabado singular de tipo cerámico, con la excelente transmisión automática Quickshift de 8 velocidades, la implantación de un diferencial activo de tipo electrónico o que la altura del monocasco haya sido rebajada en algo más de 10 mm, gracias a la utilización de un nuevo conjunto de muelle/amortiguador de tarado específico.

Esta unidad del Jaguar Project 7 será pilotada en la mítica colina de Goodwood por Mike Cross, ingeniero jefe de Jaguar… ¡Qué suerte que tienen algunos!

Acompañan este artículo tanto el vídeo oficial del modelo como una extensa galería de fotos, para vuestro deleite:


Galería de imágenes:

Ver galeria (28 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta