Ahora que Grupo PSA y FCA son una misma realidad y van de la mano en el intrincado mundo de la automoción, se pueden esperar algunos cambios que están por llegar. Hoy no vamos hablar de modelos que van o que llegan, sino de una reafirmación del compromiso por la electrificación de Jeep. Aprovechando el CES de Las Vegas, anuncian una nueva denominación para todos sus híbridos enchufables: 4xe.

Ya el pasado año 2019 vimos los primeros pinitos de la marca en este ámbito. Durante el mes de marzo presentaron los Jeep Renegade y Compass Plug-in Hybrid, las versiones híbridas enchufables de dos de sus SUV más exitosos. Si bien es cierto que aparecía la inscripción “4x4e” en algunos puntos de su carrocería, no había una denominación propia como tal. Así que ahora han querido simplificar y dentro de poco veremos a los Jeep Renegade, Compass y Wrangler 4xe.

Si se mantienen los sistemas de propulsión híbridos enchufables que tenían hasta la fecha, veremos un esquema que sorprendió a muchos. Se trata de la conjunción del motor de gasolina turbo de cuatro cilindros y 1.3 litros bajo el capó con otro pequeño bloque eléctrico que es el que se encarga de mover las ruedas traseras, logrando la tracción total 4x4e o 4xe a partir de ahora. En el Renegade tenía 190 CV de potencia conjunta, mientras que en el Compass llegaba hasta 241 CV. Suponemos que para el Wrangler la opción ideal sería la más potente.

En todo caso, la autonomía eléctrica de estos ejemplares supera ligeramente los 50 kilómetros y logran unas emisiones realmente bajas, rondando los 50 g/km. Aunque todavía faltan muchos detalles por conocer de la futura familia de híbridos enchufables, lo cierto es que Jeep anuncia su denominación 4xe con vistas a futuro. La intención es que haya versiones electrificadas de toda su gama para 2022 y eso significa que veremos mucho ese nombre de forma recurrente.

Fuente: Jeep

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta