Ya lo adelantábamos el mes pasado: Kia presentaría junto a los nuevos Kia pro_cee´d GT y cee´d GT un nuevo prototipo espectacular en el Salón de Ginebra. Lo han llamado Kia Provo Concept y es un cupé urbano con aire de SUV del segmento B (está basado en la plataforma del Kia Rio que tan buenas sensaciones nos dejó en nuestra prueba).

Este hatchback tipo cupé, muy bajo pero musculoso, muestra las intenciones de futuro de Kia en el segmento de los urbanos. Sigue (como tantos otros), los pasos iniciados por el Nissan Juke, y tiene tanta potencia visual como el Nissan… pero con una línea si cabe más deportiva. Sus intenciones dinámicas empiezan en el frontal, caracterizado por un spoiler aerodinámico, paneles de fibra de carbono y unos pequeños faros delanteros compuestos de más de 850 pequeños LED. La idea es que estos LED programables puedan usarse como luces de día, luz de carretera e incluso con configuración de competición.

Un parabrisas envolvente esconde los pilares A y las puertas sin marco, dando aspecto de visera a la superficie acristalada. Los relieves de color naranja intenso contrastan con el gris de la carrocería, con detalles en fibra de carbono que recuerdan a los coches de competición en que se inspira el Provo. EN la parte trasera destaca el spoiler aerodinámico con una entrada de aire ajustable para dirigir el flujo de aire).

El Provo Concept ha sido diseñado en los estudios que la marca tienen en Frankfurt, bajo la batuta de por Peter Schreyer (Director de Diseño de Kia) pensado en función de los gustos europeos. El prototipo Kia mide 3,88 metros de largo, 1,77 metros de ancho y 1,35 metros de alto, con una batalla de tan sólo 2,53 metros, que busca asegurae estabilidad y agarre. Monta unas ruedas de 225/40 con llantas de aleación fresadas de 19 pulgadas, fijadas con una tuerca central única naranja.

Pero el Kia provo no es solamente un ejercicio de estilo. Combina un motor 1.6 litros Turbo GDI de 204 CV, el mismo que los nuevos Kia pro_cee´d GT y cee´d GT, con un sistema híbrido inteligente 4WD mediante un motor eléctrico.

Este propulsor se alimenta de la energía recuperada al frenar. El motor eléctrico mueve las ruedas traseras automáticamente cuando es preciso, (rinde 45 CV suplementarios). También permite la propulsión exclusivamente eléctrica a baja velocidad (se activa pulsando un botón). Ambos van acoplados a una caja de cambios de DCT con siete velocidades, la primera de la historia de Kia

En el interior es donde el equipo de diseño de Kia Europa es más futurista. Se apuesta por tonos oscuros, “para permitir a los conductores centrarse en la experiencia de conducción”

El salpicadero está hecho de una única superficie de fibra de carbono, suspendida para dejar libre el espacio para los pies. Los asientos son muy curiosos, con un único panel en forma de onda, recubierto por cuero de alta calidad. Los respaldos están montados sobre una guía rotatoria de aluminio. Así, en lugar de plegarse hacia delante, giran hacia el centro del coche para facilitar el acceso a los asientos traseros.

Colocados sobre el túnel central hay dos centros de control: el botón de arranque/parada del motor con el selector de la caja de cambios de siete marchas DCT, y el interfaz del sistema multimedia, que permite al conductor seleccionar entre varias pantallas. En el modo normal el conductor puede ver un velocímetro, un tacómetro y las instrucciones del sistema de navegación. En el modo viaje la pantalla se centra en un gran mapa a escala, instrucciones de ruta y un velocímetro. En el modo pista la pantalla muestra solo un gran tacómetro, un mapa de la pista y un cronómetro. También hay un modo entretenimiento que permite visualizar informaciones sobre música, radio y otras informaciones.

Galería de fotos del Kia Provo Concept

Ver galeria (15 fotos)

Fuente: Kia

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta