Una start-up israelí con el nombre de REE Automotive se ha fijado como objetivo desarrollar nuevas plataformas modulares, suspensiones y sistemas de conducción autónoma para coches eléctricos. En la temprana búsqueda de ese objetivo se ha asociado con KYB Corporation, un proveedor nipón especializado en sistemas de mecánicos para los coches (suspensiones, sistemas de dirección asistida, bombas hidráulicas y motores).

Según el comunicado, la estructura tiene el potencial de “revolucionar el diseño del vehículo”. Mediante la combinación de múltiples tecnologías prometedoras, REE ha desarrollado una plataforma de estilo monopatín donde, prácticamente, todos los órganos mecánicos, aparte de la batería y los sistemas de distribución de energía y refrigeración asociados, se encuentran dentro de cada uno de los pasos de rueda. Véanse los motores eléctricos, la suspensión, el equipo de frenado e incluso la dirección.

La solución ha sido bautizada como la arquitectura REEcorner, y es el esqueleto como REEboard. Unidos, permiten una total libertad de diseño para ajustarse a distintas alternativas de potencia y de niveles de seguridad, así como aplicaciones modulares para cualquier tipo de vehículo. Vamos, casi al gusto individual. Varias compañías están desarrollando una idea similar, como por ejemplo Lordstown Motors (EE. UU.) que promete esta tecnología en su camioneta eléctrica Endurance prevista para el próximo año.

Sin embargo, REE va un paso más allá al agregar también un sistema de suspensión activa basado en un motor eléctrico. En este caso, el motor del sistema de suspensión controla un actuador conectado a un sistema de amortiguación que puede variar el nivel de firmeza. También aprovecha para instalar un sistema de dirección por cable que elimina la necesidad de enlaces mecánicos convencionales. Los frenos de disco sí que son los clásicos que encontraríamos en otro coche, aunque con función by-wire.

“REE está encantado de dar la bienvenida a KYB a nuestra red única de socios automotrices estratégicos globales, brindando experiencia de clase mundial en sistemas de suspensión avanzados. La tecnología de KYB desempeñará un papel crucial en el rápido desarrollo de nuestra arquitectura eléctrica de próxima generación, que reinventa el vehículo eléctrico con una plataforma completamente plana, escalable y totalmente modular, lista para llevar el futuro de la movilidad eléctrica”, resume el cofundador y director ejecutivo de REE, Daniel Barel.

Fuente: REE Automotive
Galería de fotos:

Ver galeria (7 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta