Bien es sabido que la industria de la automoción está viviendo sus peores años en el viejo contienen. Todas las marcas se resienten ante las malas cifras de ventas que están cosechando en Europa, y aunque las consecuencias son nefastas para todas las marcas, dos de ellas lo están pasando especialmente mal.

La crítica situación por la que atraviesan PSA (Peugeot Citroën) y Fiat podría acabar con más de medio millón de empleos en el continente, y es que por cada despido de un fabricante se pierden otros cinco empleos en otros agentes del sector, tales como los proveedores de componentes.

De llegar a confirmarse los malos augurios, los despidos supondrían elevar la cifra de despidos en el sector hasta los 800.000, desde que comenzara la crisis económica en 2007.

Para medios de comunicación y analistas especializados en la automoción, el exceso de producción es el principal causante de este nuevo y preocupante escenario para el que no parece haber una solución inmediata. “El exceso de capacidad es el principal problema. Las decrecientes ventas están matando a estas compañías”, ha señalado Ian Fletcher, analista de IHS Automotive. Para Lars Holmqvist, ex presidente de la asociación de proveedores europeos, “veremos una reducción de cerca de medio millón de puestos de trabajo a finales del próximo año en Europa”.

Las reacciones de las grandes firmas no se han hecho esperar. Fiat hizo pública su intención de suspender la inversión en Italia, ante la caída de la demanda en aquel país, centrando así su estrategia en la reducción de costes. Sergio Machionne, consejero delegado del grupo italiano, ha advertido que tras la presentación de los resultados del tercer trimestre, tomará la decisión de reestructurar la compañía, lo que puede incluir el cierre de plantas de producción  en Europa.

Por su parte, Peugeot, segundo fabricante europeo, ha puesto en macha un plan de ajuste que incluye el despido de 14.000 trabajadores y el cierre de una de sus plantas en Francia.

Vía: El Economista

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta