Desde 2007 han desaparido 3.000 y 4.000 talleres, según datos de la Federación Española de Empresarios Profesionales de Automoción (Conepa). La actividad del sector de la reparación y mantenimiento de coches ha caído un 26%, lo que ha conllevado la destrucción de cerca de 14.000 puestos de trabajo. Conepa estima que el sector, formado por 47.000 talleres , ocupa 140.000 profesionales.

Las causas que apunta la patronal son el envejecimiento del parque automovilístico español, la subida del IVA (que pasó del 18 al 21% en septiembre de 2012) y la proliferación de talleres clandestinos está lastrando la actividad de los talleres mecánicos. Según los datos de la DGT de 2013, más de la mitad de los coches que circulaban por España tenían más de 10 años, lo que afecta a la actividad de la industria auxiliar. Aunque podría en principio parecer algo positivo: los clientes dilatan mucho más las revisiones de sus vehículos. Los automóviles viejos acuden menos al taller y sus reparaciones son de menor cuantía.

Además, cuentan con la competencia desleal de talleres clandestinos. Según Ganvam, estos talleres ilegales concentraron el pasado año una cuarta parte de las reparaciones en nuestro país, mientras que en 2012 la cifra era del 18%. Desde Conepa, que representa a 10.000 talleres, en 2013 se presentaron 400 denuncias contra estos talleres clandestinos, a las que se unen las denuncias de otras federaciones regionales.

taller-mecanico

La caída de la capacidad adquisitiva de los clientes conlleva que cada vez son más los que llevan al taller sus propios recambios comprados en Internet (un 5% del total), lo que puede llegar a restar hasta un 50% del beneficio bruto de la reparación. El cliente  ajusta mucho los precios y al sólo cambia lo imprescindible. Las reparaciones de carrocería, que rondan los 600 euros, son las que más han caído. Solamente se realiza el mantenimiento clave del coche.

El volumen de reparaciones cayó un 7,8% en 2013 y encadena seis años de caídas, con un desplome de actividad acumulada del 26,5% según datos de la consultora experta en siniestros Audatex. La contribución de la actividad de taller y recambios a la rentabilidad de los concesionarios ha bajado en 2013 y representa un 60% del total. Respecto al peso de la facturación, la posventa también descendió en el último año y representa el 25% de los ingresos totales de los servicios oficiales, tal y como confirman desde la desde Faconauto.

También los desguaces sufren la crisis. Aumenta la demanda de piezas de segunda mano, pero no hay stock suficiente para abastecer el mercado, ya que no entran tantos coches en los desguaces como antes. En este sentido, los planes de ahatarramiento como el actual PIVE 5 suponen una bocanada de aire para el sector, ya que aumentan los vehículos que se dan de baja al mismo ritmo que las matriculaciones de coches nuevos.

Fuentes: Ganvam, Conepa, Faconauto
Foto principal: Jean Yves Lemoigne

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta