Si la DGT prevé recaudar más eso no tiene otra lectura que…pondrán más multas. La Dirección General de Tráfico año tras año bate récord de recaudación y es que ya nos gustaría tener a todos en casa una nómina que engorda según lo necesites.

Según datos oficiales la  DGT prevé recaudar el año que viene 431,9 millones de euros en multas y sanciones, un 3,8 por ciento más que en 2009, y retirar el permiso de conducir a cerca de 100.000 conductores, así que nos tenemos que ir preparando para la que se nos viene encima.

Un millón y medio de conductores perderán algún punto el próximo año, 100.000 más que su previsión para final de 2009.

Y es que estos incrementos en la recaudación se estiman por los más de 2 millones de multas que la DGT está dispuesta a tramitar para el próximo año que siempre casualmente son más, por tanto más dinero.

Y esto no es todo ya que el futuro próximo pinta muy negro para los infractores ya que los radares fijos instalados en las carreteras españolas, pasarán de los 500 en funcionamiento a unos 1.500 en el horizonte del año 2011 y en cuanto a radares camuflados, “veremos” 21 radares más.

Este incremento exponencial en el número de sanciones también tendrá sus consecuencias en la tramitación administrativa de las infracciones.

A pesar de que las multas suponen casi el 45 por ciento de los ingresos de la DGT, la mayor fuente de recursos de Tráfico siguen siendo las tasas, que llegarán a los 497 millones de euros en 2010, aunque mientras que las los ingresos por las multas crecen en el caso de las tasas ocurre al revés ya que se reducen un 2,2%, algo es algo.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta