El pasado mes de julio se registró un incremento en la recaudación del impuesto de matriculación, superior al del año pasado en la misma fecha, de un 15,7 %. Este porcentaje se traduce en un total de 73,78 millones de euros para las arcas estatales.

Durante el primer trimestre del año, este incremento quedó reflejado en unas cifras más que notables que alcanzaban los 367,7 millones. Respecto a los números del pasado año, con un registro de 334,52 millones durante el primer semestre del ejercicio 2009, esta subida representa un 9,9 %.

Este aumento de la recaudación se debe a una notoria reactivación en las ventas de automóviles, a cargo de las Comunidades Autónomas. Aunque durante el período de enero a junio las matriculaciones de automóviles nuevos alcanzaron un 39,5 %, en el último mes se inició un declive en la recaudación de este impuesto. Dos poderosas razones avalan este retroceso: por un lado, la ausencia de ayudas oficiales y la subida del IVA, por otro. Con ello, las predicciones para el segundo semestre auguran un descenso de las cifras en este concepto.

Durante el primer semestre, se obtuvo un promedio de recaudación de 733 euros, alrededor de un 15 % menos que el pasado año, según informe de la Agencia Tributaria. Este descenso estuvo causado por una mayor demanda de vehículos pequeños, ya que el impuesto aplicado es menor o pueden estar exentos.

En junio, continuó la tendencia negativa del valor medio de los automóviles, registrándose una recaudación de 15.737 euros, alrededor de un 4,5 % menos, frente a las cifras obtenidas durante el primer semestre de 2009 que ascendían a 16.475 euros.

Sin embargo, cabe destacar que en lo referente a emisiones de CO2, estas han experimentado un descenso respecto al año anterior, de 146 a 139 gramos por kilómetro.

Fuente: La Gaceta

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta