Un informe realizado por la Asociación Española de la Carretera (AEC) y la Asociación Española de Fabricantes de Iluminación (ANFALUM), dictamina que el 59% de las carreteras españoles sufre problemas de mala iluminación, que necesitarían de una inversión de 348 millones de euros para ser subsanados.

De esos 348 millones, 300 millones se destinarían a actualizar tecnológicamente el 95% de los 795.000 puntos de luz existentes en España. El restante 5%, 48 millones de euros, se invertirían en sustituir los otros 61.000 puntos por tecnología LED.

El informe advierte de la peligrosa práctica de algunas administraciones públicas que, con la excusa del ahorro, están realizando cortes de luz en algunos tramos de carretera. ANFALUM aconseja que, de ser inevitable, las restricciones deberían contar con la aprobación de expertos en seguridad y criterios profesionales. No hay que olvidar que gran parte de los accidentes se producen de noche o al atardecer, registrándose el 17% de los accidentes mortales de tráfico y un 20% del total de accidentes en vías sin iluminar, durante horas nocturnas.

Para Alfredo Berges, director general de ANFALUM, las sustituciones propuestas permitirían un ahorro mucho mayor que el obtenido con los cortes de iluminación. La mejora de la iluminación “se amortizaría en tres años y medio, y permitiría un ahorro energético de 665 GWh al año y alrededor de 400.000 toneladas menos de CO2”.

Los problemas energéticos no son los únicos que afectan a las carreteras de nuestro país. En el anterior estudio realizado por Asociación Española de Carretera, cuyas conclusiones fueron presentadas en el pasado mes de abril, la organización estimó en 5.483 millones de euros la inversión requerida para que las carreteras volvieran a un buen estado de conservación.

Fuente: Anfalum

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta