No son pocos los usuarios que se han encontrado unas líneas verdes en la carretera, pintadas de forma paralela al arcén por el interior de la vía. Son unas marcas viales que no habíamos contemplado en nuestra guía de balizamiento y que todavía son desconocidas por la mayoría. Aunque su presencia por el momento es anecdótica, lo cierto es que en un futuro podrían tener más protagonismo. Su objetivo es el de reducir la velocidad en carreteras secundarías.

Está más que demostrado que la siniestralidad en este tipo de vías es superior que en otras y que el exceso de velocidad es un factor que está presente en muchos casos. Teniendo en cuenta eso, la Junta de Castilla y León y la DGT firmaron un convenio para mejorar la seguridad en las carreteras y una de las medidas fue la que os traemos. Según varios estudios, estas líneas de color verde generan en los conductores la sensación de estrechamiento del carril y eso conseguiría moderar su velocidad al volante.

Se trata de una experiencia piloto que ya ha sido probada en Suecia y Holanda. Llega a dos carreteras en la provincia de Palencia, la CL-615 y la CL-613. Ambas carreteras son de calzada única y doble sentido de circulación, con un estado de conservación bueno y una anchura que oscila entre los 3 y los 3,5 metros. Como tiene rectas muy largas y curvas de radio amplio, la sensación de control es elevada y eso hacía que muchos conductores sobrepasaran los límites de velocidad.

Desde hace tiempo todas las carreteras secundarias tienen el límite fijado en 90 km/h. Las líneas verdes pintadas en las carreteras CL-615 entre Palencia y Guardo y CL-613 entre Palencia y Sahagún quieren provocar que los usuarios levanten el pie del acelerador. Por si no sirviera con la sensación de estrechamiento, ambas carreteras también han tenido una vigilancia más intensiva y la incorporación de radares de tramo.

La medida seguirá siendo evaluada para comprobar lo que se ha conseguido con las llamativas marcas viales. Si el resultado es positivo podríamos ir viendo como se expanden hacia otras vías en diferentes provincias. En el futuro se quiere conseguir que no sea necesario instalar sistemas de control de velocidad en estas carreteras y que simplemente con ver las franjas verdes el conductor lo asocie con la reducción de la velocidad.

Fuente: DGT

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta