El pasado jueves 3 de enero, el Ministerio del Interior dio a conocer los datos provisionales de la accidentalidad, únicamente en las vías interurbanas durante 2018.

En el curso pasado se produjeron un total de 1.072 accidentes mortales en los que fallecieron 1.180 personas y 4.515 heridos hospitalizados. Estas cifras suponen un descenso respecto al curso anterior de un 1,5 % en los fallecidos y un 7,6 % en los heridos. Sin embargo, hay un porcentaje que ha aumentado en el 2018 respecto al 2017, y es el del número de accidentes mortales, creciendo en un 0,7 %.

Todos estos datos se han dado en un escenario en el que los desplazamientos de larga duración han  aumentado un 2 %, es decir, 7,9 millones de desplazamientos más que en el 2017. Pero no solo estas cifras han variado respecto al curso anterior. Y es que en el 2018 el parque de vehículos ha aumentado un 3 % llegando los 33,7 millones de vehículos. A su vez, el censo de conductores ha ido a la par y ha crecido un 1 %, situándonos en 26,8 millones de conductores.

Cómo señalábamos al inicio, estas cifras son provisionales y así lo ha manifestado el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska. “Habrá que esperar a tener las cifras definitivas ya consolidadas en las que se incluirán las víctimas a 30 días de accidentes ocurridos en vías urbanas e interurbanas para tener la información completa y entonces, solo entonces, y con los datos definitivos podremos saber cómo ha ido el año”, ha señalado.

 

2018 ha sido un año irregular. En verano fueron 256 los fallecidos, 31 más que el año anterior. Del mismo modo, en los últimos cuatro meses del año, los fallecidos han disminuido en un 9 %, es decir, 40 menos que el año anterior en esas mismas fechas. Pero no sólo ha sido un año anómalo, sino que también puede ser considerado como un año de transición. Y es que en los últimos 10 años, el número de fallecidos en accidentes de tráfico ha disminuido en un 46 %, pasando de los 2.180 en el año 2008 a los 1.830 del pasado curso.

Los varones son el sexo que más número de víctimas cuenta en este tipo de percances. Concretamente el 80 % de los fallecidos en accidentes de tráfico son hombres. Respecto al tipo de vía, las vías convencionales reúnen el 74 % de los accidentes mortales, siendo los percances más habituales la colisión frontal y la salida de la vía. En las carreteras de alta capacidad han crecido el número de víctimas por atropello en un 20 % y los fallecidos en este tipo de vías han crecido un 8,2 %.

Respecto a la edad de los fallecidos en los accidentes, la franja de edad con más muertos es la de mayores de 65 años con 249 fallecidos. Desde el Ministerio del Interior también han señalado que el 22 % de los fallecidos en turismos no llevaba el cinturón de seguridad.

Es una realidad que en los últimos años el número de fallecidos en las carreteras ha disminuido considerablemente, pero todavía queda un largo camino para combatir este gran problema. Veremos cómo se desenvuelve el 2019.

Fuente: Ministerio del Interior

1 COMENTARIO

  1. Las estadísticas solo sirven para justificar inversiones que de otro modo no se podrían hacer. Cuando vamos a entender que un verano sin víctimas de carretera es una quimera imposible, el accidente de automóvil es consustancial con el tráfico.

Deja una respuesta