Ya está aquí el nuevo Mercedes Clase G Profesional. Su objetivo principal es cumplir con las obligaciones de transporte como en el caso de los agentes forestales, servicios de emergencia, bomberos, etc.

Estábamos acostumbrados a una Clase G demasiado convencional que ahora se transforma en un vehículo dispuesto a cubrir las necesidades de fiabilidad y resistencia que cualquier modelo para profesionales requiere. Debemos destacar que el chasis es similar a una escalera, cuenta con ejes rígidos y suspensiones con muelles helicoidales. Hay que señalar que se enlaza con la carrocería a través de uniones roscadas. Dicha carrocería puede ser seleccionada entre tres tipos diferentes.

– Station Wagon: 5 puertas con cristal y cuatro plazas. Su matriculación se realiza como turismo M1.
– Furgón: 3 puertas cerrada (sin cristales traseros). Se matricula como vehículo industrial ligero N1. Cuenta con homologación individual.
– Chasis cabina: Se trata de una cabina individual de dos plazas y chasis libre. Su matriculación se realiza como vehículo industrial N2.

Ésta última versión elabora la zona de carga con una estructura de acero que cuenta con piso de plataforma de carga en madera, además de paredes en aluminio y pintura antideslizante.

Si hablamos de Clase G normal debemos señalar que ciertas cualidades de confort se eliminan a favor de afrontar mejor los trabajos a realizar. Está diseñado para soportar duras pruebas de resistencia. Por ejemplo, llevar una toma auxiliar de aire elevada o un doble sistema eléctrico de 12 y 24 V, capó reforzado transitable, suelo de carga en madera con argollas de sujección, portón trasero en forma de doble hoja, tapizado impermeable, etc.

Respecto al equipamiento de serie  se incluyen el aire acondicionado, asientos con regulación de inclinación, cierre centralizado, compartimento portaobjetos bajo el asiento del conductor, guantera con cerradura, etc.

Si hablamos del motor, cuenta con uno diesel V6. Tiene 135 CV de potencia a 3.800 rpm y entrega un contundente par máximo de 400 Nm a solamente 1.600 rpm.  Incorpora tres bloqueos del diferencial al 100 % accionables con el vehículo en marcha.

Cada una de las versiones que salen a la venta, disponen de ABS con control electrónico de frenada, así como de un contundente sistema de frenos con discos delanteros y tambores traseros.

Los precios parten de los 62.306 euros (incluyen el 18% de IVA e impuesto de matriculación):

– Mercedes Clase G Profesional G 300 CDI Station Wagon – 76.047 euros
– Mercedes Clase G Profesional G 300 CDI Furgón – 63.172 euros
– Mercedes Clase G Profesional G 300 CDI Chasis – 62.306 euros

2 COMENTARIOS

  1. El Mercedes G es uno de los mejores todoterreno del mundo por no decir el mejor. Si no fuera por su precio se verían muchísimo más. Está muy bien que hayan sacado esta nueva gama pensando en los trabajos mas duros. Conserva la auténtica estética del G y sus 3 bloqueos siguen siendo invatibles.

  2. Gio, estoy completamente de acuerdo contigo. Estamos ante el mejor todoterreno, al menos, desde mi punto de vista. Y sí, es una lástima su elevado precio ya que no permite que haya muchos modelos visibles por las carreteras 🙂

Deja una respuesta