¿Dónde quedó aquello de un segundo coche? La crisis económica se llevó los lujos de un país que, emborrachado de ladrillo, creyó que la época dorada duraría para siempre. De sobra es conocido que, aunque las grandes firmas de la automoción internacional presumen de beneficios multimillonarios, gracias al empuje de los nuevos mercados, en nuestro país el sector atraviesa por una profunda crisis que ya está provocando una reestructuración completa del modelo de negocio actual.

La caída de las ventas de vehículos nuevos, coincide con el auge en el mercado de los automóviles de segunda mano, donde cada vez son más los conductores que deciden pagar menos por un vehículo más viejo y por ende de menores prestaciones, calidad y seguridad.

Así lo asegura la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (Ganvam), cuyos datos sitúan en un 1,6% el aumento en la venta de coches de segunda mano, hasta alcanzar las 410.006 unidades, durante el primer trimestre del año, mientras que el mercado de nuevos retrocedió en el mismo periodo casi un 2%, en una relación de ventas 2 a 1.

Además, los vehículos usados abarataron su coste en una media de 2,7%, hasta situarse en una media de 12.600 euros. Los que se deciden a comprar un vehículo de segunda o tercera mano optan cada vez más por los llamados automóviles “mileuristas”, con entre ocho y diez años de antigüedad o 90.000/100.000 kilómetros.

La antigüedad media del parqué automovilístico español de segunda mano alcanza, en un nuevo máximo histórico, los siete años, con un rodaje medio de 98.200 kilómetros.

Fuente: Ganvam

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta