De acuerdo con el informe de resultados del año fiscal de marzo de 2019, aparentemente, Mazda está desarrollando un nuevo motor de seis cilindros en línea con tecnología Skyactiv-X, uniéndose a BMW, Mercedes y Jaguar en un compromiso para colocar el mejor motor que puede instalar en un automóvil.

En esta presentación titulada Resultados del año fiscal 2019 de marzo en el sitio web para inversionistas de Mazda, en la página 25 se detallan algunos de los próximos planes de productos para la compañía, incluyendo la expansión de su fantástico lenguaje de diseño Kodo, el desarrollo de un sistema mild-hybrid y su propia tecnología 100% eléctrica. Y luego, aparentemente de la nada, enumera casualmente un Skyactiv-X straight-six, así como un Skyactiv-D straight-six diesel.

En otras palabras, Mazda está desarrollando dos propulsores de seis cilindros en línea, uno alimentado por gasolina y otro por diésel. Por lo que se puede decir, Mazda no ha mencionado este hecho en el informe del año pasado, ni cuando presentaron la nueva generación de mecánicas Skyactiv-X, ni en ninguno de los eventos que la compañía japonesa haya hecho hasta el momento, ni en ningún comunicado.

Así que el motor de seis cilindros en línea está de regreso. Mientras que Mercedes desarrolla un nuevo motor modular que puede combinarse con una configuración híbrida de una milla, Jaguar Land Rover también se ha prestado a esta disposición para acoger un tren motriz semihíbrido. BMW, como es norma en la casa, se adhiere a sus raíces. Y luego está Toyota, que ha tomado prestado el motor bávaro –y mucho más– para la concepción del nuevo Supra.

El lanzamiento del nuevo bloque Skyactiv-X de cuatro cilindros y 2.0 litros de Maza promete, y mucho. Este motor funciona mediante un proceso que Mazda denomina ignición por compresión controlada por chispa. Esencialmente, una bujía calienta una mezcla localizada de combustible y aire para crear una bola de fuego que, al comprimirse, extiende su energía al resto del cilindro, lo que produce un rendimiento espontáneo. En otras palabras, promete el rendimiento y la suavidad de la gasolina con la eficiencia de un motor diésel.

Mazda Vision Concept (2017)

En Europa, donde el Skactiv-X saldrá a la venta el próximo mes, la versión de cuatro cilindros del motor genera aproximadamente 181 CV y 222 Nm de par, y el primero en recibirlo será el nuevo Mazda 3. Un Skyactiv-X de seis cilindros, probablemente, se incorporaría a los vehículos más grandes de la casa, incluido el Mazda 6 de próxima generación y los SUV de mayor tamaño, aunque de momento es pura especulación.

Aunque Mazda no haya usado esta arquitectura jamás, sí que ha tanteado con los V6. Y es que apostar por un diseño en línea en vez de en uve tiene una serie de ventajas. Al ser bloques modulares, el diseño del motor puede concebirse de tres a seis cilindros con un costo más reducido que el de desarrollar uno completamente nuevo. Si hacemos caso a la lógica de Mazda de 500 cm3 por cilindro unitario, el nuevo seis en línea cubicará 3.0 litros.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta