El Mazda MX-30 se presentaba como una auténtica revolución dentro de la marca japonesa. Se trataba del primer modelo eléctrico, un crossover con una estética llamativa y un nombre que adelantaba que haría historia. Tras cierta controversia con el tamaño de su batería, se habló de la llegada de un motor rotativo como extensor de autonomía, sin embargo es otra versión la que ha llegado antes. Hablamos de la microhíbrida e-Skyactiv G.

Cuando parecía que el MX-30 se quedaría únicamente con el sistema de propulsión eléctrico con 140 CV y la batería de 35,5 kWh, ahora se confirma que habrá más opciones. Ha sido presentado en Japón y todavía no queda claro si llegará a otros mercados, pero sería una solución interesante para muchos usuarios. Consiste en instalar el motor de gasolina Skyactiv-G de 2.0 litros junto a un sistema Mild Hybrid para reducir consumos y emisiones.

Este sistema M Hybrid de Mazda consiste en un sistema eléctrico de 24 V, a diferencia de otras marcas que están optando por los de 48 V. Suma un generador eléctrico de unos 7 CV de potencia que se asocia a la batería de 24 V y 0,17 kWh para poder mantener la mecánica de gasolina apagada durante el arranque y para alargada los desplazamientos por inercia. Todavía no se dan cifras de potencia ni de consumos, pero mejoraría en ambos campos respecto al Skyactiv-G convencional que hemos probado en el Mazda 3 o en el Mazda CX-30.

Este lanzamiento del Mazda MX-30 e-Skyactiv G microhíbrido forma parte de la estrategia de la marca para dar soluciones a largo plazo en los distintos mercados donde opera. Por este motivo, no queda claro si esta versión tiene sentido en Europa, una región muy centrada en lo puramente eléctrico debido a las estrictas normativas de emisiones. En todo caso, habrá que esperar para conocer los datos definitivos de este crossover con sistema Mild Hybrid y a los lugares a los que llegará. Igual nos tenemos que conformar con el MX-30 eléctrico, al que han defendido con capa y espada.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta