Los Mercedes-AMG 35 son el punto de acceso a la familia de deportivos del especialista de Affalterbach. Reservada para la familia compacta, el último en conocerse hasta el momento es el nuevo Mercedes-AMG GLA 35 4Matic, por ahora la versión más potente de la segunda generación del SUV compacto, el GLA 2020

Este modelo se mueve con el mismo propulsor del Clase A 35, el CLA 35 o el GLB 35 (y otras carrocerías asociadas). Hablamos de un motor de cuatro cilinros en línea de 2.0 litros, sobrealimentado por turbocompresor de doble entrada y que entrega 306 CV de potencia (225 kW) a 5.800 rpm y 400 Nm de par entre las 3.000 y 4.00 rpm. Va ligado a un cambio de doble embrague de ocho rlaciones que envía este torrente de potencia a las ruedas mediante la tracción integral variable AMG Performance 4Matic.

Las prestaciones son buenas, ya que es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 5,1 segundos y alcanzar los 250 km/h. Eso sí, si estás todo el rato buscando estos registros difícilmente conseguirás los consumos homologados de 7,5 l/100 km (171 g/km de CO2 de emisiones de CO2).

Podrás diferenciarlo de otras versiones por la parrilla específica, las llantas de 19 pulgadas (en opción hay de 20 o 21), tomas de aire exteriores, el faldón delantero en cromo plateado (puede elegirse uno en negro brillante)…. En la zaga no falta un faldón trasero con difusor, doble salida de escape redonda en las esquinas, spiler en el techo o luces alargadas divididas. Si todo eso no es suficiente, el paquete AMG Night suma más elementos en negro de alto brillo, cristales traseros oscurecidos o salidas de escape cromados en negro.

En el interior, diseño deportivo en los asientos tapizados en símil cuero y mucha tecnología con el sistema de infoentretenimiento MBUX. En el cuadro de instrumentos pueden elegirse tres modos de visualización: Clásico, Sport y Supersport… y en el menú de AMG hay indicadores adicionales, como Warm-up, Set-up, G-Force y un resumen de los datos del motor.

Otros detalles de esta versión son el volante deportivo multifunción forrado en napa y con costuras en rojo, con la base achatada y levas galvanizadas tras él para gestionar el cambio. O los pedales de acero cepillado, con tacos de goma que mejoran el agarre o las alfombrillas exclusivas.

Además de un buen motor y una estética que va a la par, hay cosas que no se ven para mejorar el dinamismo. Como la placa de aluminio atornillada bajo el motor para aumentar rigidez y reducir torsión. O la tracción total que distribuye el par entre los ejes de forma progresiva en función de las condiciones dinámicas, desde una tracción exclusivamente delantera hasta en relación 50:50 entre el eje delantero y el eje trasero.

El tren de rodaje AMG también es específico para mejorar el comportamiento en curva y como opción contamos con una amortiguación adapativa regulable, el AMG Ride Control para seleccionar entre tres trenes de rodaje. Se suman a los programas de conducción AMG Dynamic Select (Calzada resbaladiza, Comfort, Sport, Sport + e Individual.

De serie cuenta con la función Race-Start, que mejora la aceleración desde parado y un sistema de frenos soberbio, con discos de freno de 350 milímetros con pinzas fijas monobloque de 4 émbolos en el eje delantero y de 330 milímetros con pinzas de garra de 1 émbolo en el trasero. Los discos están autoventilados y perforados para disipar mejor el calor y tienen pinzas en color plata, con un distintivo AMG negro.

Fuente: Daimler
Galería de fotos:

Ver galeria (34 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta