El Mercedes-AMG GT de cuatro puertas ha sido uno de los lanzamientos más llamativos en lo que va de año. Aunque se posiciona por arriba en tamaño en la gama de los AMG GT, lo cierto es que el sedán comparte plataforma con el recién lanzado CLS 2018 (y por ende con el Clase E). _Este modelo llega al mercado por todo lo alto con el Mercedes-AMG GT 63 S 4MATIC+ Edition 1, la edición especial de lanzamiento.

Ya es costumbre que la marca de la estrella lance una Edition 1 de casi todos sus modelos (como el Clase A o el CLS) y, en este caso, solo estará disponible durante doce meses y las primeras unidades llegarán en septiembre. Se diferenciará del resto gracias a una serie de elementos exclusivos. En el exterior lo primero que llama la atención es el paquete aerodinámico AMG, que suma un splitter delantero más grande, ‘flics’ integrados en el faldón, un difusor trasero específico o un alerón fijo y ajustable.

Esta aerodinámica es activa y se configura de manera inteligente a través del sistema Airpanel de la marca. Además el nuevo alerón fijo es capaz de generar 30 kg adicionales de carga aerodinámica a 300 km/h. A pesar de esa mayor carga, el coeficiente total es menor que en el modelo de serie. Siguiendo por el exterior destacan las llantas AMG forjadas de 21 pulgadas, mientras que en el interior se beneficia de los asientos deportivos AMG Performance y de algunos guarnecidos y molduras específicos.

El Mercedes-AMG GT 63 S 4MATIC+ Edition 1 es la única variante ofertada en esta edición especial. Eso significa que solamente puede ir con la mecánica tope de gama, el V8 biturbo de 4.0 litros que desarrolla nada menos que 639 CV y 900 Nm de par. Va ligado al cambio automático AMG Speedshift MCT 9G y a la tracción total 4MATIC+. Gracias a ello, el sedán consigue unas prestaciones de infarto, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 3,2 segundos y una velocidad máxima de 315 km/h.

Fuente: Mercedes

Galería de fotos:

Ver galeria (7 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta