El nuevo Mercedes Clase B no ha hecho más que sorprender a todo el mundo. Cuando casi nadie apostaba ya por los monovolúmenes compactos, la marca de la estrella se saca un producto que comparte plataforma y bondades con el Clase A. Y si su gama ya era bastante completa ahora crece aún más con la llegada del Mercedes B 250 e, que se convertirá en la propuesta más eficiente de este modelo gracias a su avanzado sistema de propulsión.

Se trata de la versión híbrida enchufable de la Clase B, que por primera vez recibe la tecnología EQ Power que ya hemos podido ir viendo en otros ejemplares de Mercedes. El fabricante alemán está en plena expansión y para el año que viene tendrá 20 modelos de este tipo. En este caso se combina la nueva mecánica de cuatro cilindros y 1.33 litros con otro pequeño motor eléctrico ligados a la transmisión automática de doble embrague 8F-DCT.

Gracias a esa combinación el Mercedes B 250 e cuenta con una potencia conjunta de 218 CV y 450 Nm de par, por lo que se coloca como tope de gama (el Clase B no tiene versiones deportivas). Con esas cifras, el movolumen híbrido enchufable consigue unas prestaciones bastante meritorias: acelera de 0 a 100 km/h en 6,8 segundos y alcanza una velocidad máxima de 235 km/h (limitado a 140 km/h en modo 100 % eléctrico).

Aunque probablemente lo que más interese en este modelo es lo que aporta su batería de 15,3 kWh de capacidad. Es la que permite que el Mercedes B 250 e tenga una autonomía eléctrica de hasta 67 kilómetros (según ciclo WLTP) y de que homologue un consumo de apenas 1,4 l/100km y unas emisiones de CO2 de 32 g/km. Además, esa batería puede cargarse en un Wallbox de 7,4 kW en una hora y 45 minutos con corriente alterna o hasta el 80 % en 25 minutos con corriente continua.

De esa batería de iones de litio hay que decir que pesa 150 kg y que va alojada bajo los asientos traseros. También cuenta con un sistema de escape novedoso, con el silenciador integrado en el túnel central. De esta forma consiguen que el espacio interior del Mercedes B 250 e no se vea apenas alterado. Otra peculiaridad de la versión híbrida enchufable son sus cinco niveles de recuperación energética que se suman a los modos de conducción habituales.

Fuente: Mercedes

Galería de fotos:

Ver galeria (9 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta