El Mercedes-Benz Clase X que ves aquí podría ser el ejemplar más intrigante que hayamos visto hasta la fecha. Proviene del preparador polaco Carlex Design, y ha recibido una gran cantidad de modificaciones exteriores e interiores que bien podría ser la versión firmada por Maybach, cuyo emblema se encuentra en otros modelos de la firma de la estrella como el Clase S o el GLS.

Lo que más llama la atención a primera vista es el esquema de pintura de dos tonos. La carrocería de la Clase X se ha teñido en un tono blanco brillante, a excepción de la parte superior que luce un tono marrón. Este mismo color se puede encontrar en una gran cantidad de detalles en el exterior, incluida la franja doble en la zona inferior de las puertas –que designa al vehículo como la “Yachting Edition”– y una línea separadora por encima de las manijas, así como en la sección inferior del parachoques delantero.

En la zaga, Carlex Design ha vestido la caja con madera de alta categoría. Aunque esta es más susceptible al daño que el revestimiento original de la plataforma de la camioneta, dudamos que el propietario cargue algo en la parte posterior. Para enfatizar el aspecto elegante a la par que el agresivo, el preparador centroeuropeo ha ensanchado a los pasos de rueda en las cuatro esquinas, donde se alojan las nuevas llantas de aleación pulidas muy similares a las de los coches Maybach, y parachoques de estilo AMG.

En el interior, esta Clase X se ve como ninguna otra. Para empezar, hay que destacar que las pick-ups no se caracterizan por ser extremadamente lujosas a bordo. Al igual que las furgonetas, una camioneta se diseña para no perecer con el paso de los años y el maltrato. Y aunque la Clase X está mejor terminada y detallada que la Nissan Navara en la que se pasa, Carlex Design ha desplegado su mejor quehacer y ha revestido el habitáculo con su mejor cuero y con acentos de madera en el salpicadero y el volante.

Elementos como el forraje de los asientos, la palanca de cambios, el freno de mano, la consola central y partes de los paneles de las puertas se han retapizado en cuero marrón, a juego con el exterior. Otras superficies, como las molduras de las puertas superiores, la parte superior del salpicadero y la zona de agarre del volante están revestidas en Alcántara. Completan los cambios interiores los asientos personalizados con secciones centrales negras, también de Alcántara, y alfombrillas de un tono marrón más oscuro.

Es posible que estas modificaciones no sean las más prácticas para un comerciante que podría usar un Mercedes-Benz Clase X para ir al trabajo, pero definitivamente es una forma de llamar la atención en el lugar de trabajo. Aunque si quieres hacerte con una nueva, tendrás que darte algo de prisa, ya que la propia firma de la estrella ya ha confirmado que dejará de fabricarla en 2021. En cuanto al precio, tener un ejemplar como el de las fotografías puede implicar el desembolso de casi 70.000 euros.

Fuente: Carlex Design

Galería de fotos:

Ver galeria (10 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta