Con esta nueva versión serán un total de seis las variantes disponibles próximamente del superdeportivo fabricado por AMG en la factoría germana de Sindelfingen (cerca de Stuttgart). A saber: el SLS AMG Coupé presentado en el año 2009, el SLS AMG Roadster y el SLS AMG GT3 en el 2011, los nuevos SLS AMG GT (Coupé y Roadster) y, por último, el SLS AMG E-CELL (eléctrico) que muy posiblemente verá la luz durante el próximo año 2013.

Centrándonos en esta variante, que recibe el apelativo de “GT” ( y que, como hemos dicho, estará disponible tanto en carrocería Coupé como Roadster), lo más llamativo es la potenciación de su propulsor, que pasa desde los 571 CV que ofrecía la versión existente hasta ahora, a los 591 CV a 6.800 rpm que se extraen en el actual del motor V8 de 6.208 centímetros cúbicos. El par motor se mantiene en los mismos excelentes valores, con un máximo de 650 Nm a 4.750 rpm. Con estas cifras el Mercedes-Benz SLS AMG GT acelera de 0 a 100 km/h en 3,7 segundos, y puede alcanzar los 200 km/h, partiendo de parado, en apenas 11,2 segundos. La velocidad punta se mantiene, limitada electrónicamente, en 320 km/h. Por su parte, las emisiones de CO2 llegan hasta los 308 gr/km.

Esta versión también esta disponible en la variante Roadster
Esta versión también esta disponible en la variante Roadster

También ha sido revisada la caja de cambios AMG Speedshift DCT de 7 velocidades, situada sobre el eje posterior, de tal forma que cuando se opta por la inserción manual de las marchas, mediante las levas situadas detrás del volante, se realiza de forma más rápida y precisa, respondiendo más diligentemente a los deseos del conductor. Esto influye positivamente en conducción muy deportiva en tramos de montaña, o mejor, en circuito. De hecho, y gracias a estas mejoras, cuando se reducen marchas se ayuda con una maniobra de doble embrague, acompañada de un sonido más emocionante, que hace al conductor sentirse como un verdadero piloto de carreras.

Pero no solo el propulsor y la transmisión han recibido mejoras, como no podía ser de otra forma, sino que las suspensiones también han sido optimizadas para “sujetar” a esta variante más prestacional.

Básicamente por lo que los ingenieros alemanes han optado ha sido por “radicalizar” sus especificaciones, bajo el nombre de AMG RIDE CONTROL Performance suspension. Es decir, que en la sofisticada suspensión de triángulos de aluminio superpuestos, controlada electrónicamente, se ha eliminado, de las tres variantes existentes hasta ahora, el programa “Confort”.

Sí se mantienen, en cambio, las otras variantes: El modo “Sport” está pensado para carreteras abiertas al tráfico y que, por su propia configuración, requieren algo más de recorrido de suspensión (como puede suceder, por ejemplo, en el Nordschleife de Nürburgring).

El modo “Sport Plus” ha sido configurado para una conducción decididamente deportiva, sin compromisos, como cuando se va “a buscar tiempos” en un circuito tradicional. Sus tarados son más rígidos y evita las inclinaciones que se producen en estas circunstancias, debido a las transferencias de masas.

El interior presenta una terminación impecable mezcla de cuero y Alcantara
El interior presenta una terminación impecable mezcla de cuero y Alcantara

Ambos modos de suspensión (“Sport” y “Sport Plus”) pueden ser seleccionados a voluntad del conductor a través de la AMG DRIVE UNIT y en todo momento sabrá cuál es el utilizado gracias a las indicaciones disponibles en el mando y en el display. Pero también, dependiendo del estilo de conducción o de la velocidad, el sistema puede ajustar automáticamente las leyes de amortiguación.

Las medidas de los trenes rodantes son las mismas que las conocidas hasta ahora, con neumáticos 265/35 R 19 en la parte delantera y 295/30 R 20 en la trasera. En cambio, las llantas forjadas de aleación ligera son de nuevo diseño, con 10 radios, de color negro y acabado brillante, aunque hay disponibles otros modelos en opción.

El interior tampoco ha sido dejado de lado, mezclando sabiamente el lujo de una marca de prestigio como es Mercedes-Benz con la funcionalidad de un deportivo radical, combinando el cuero de excelente calidad con Alcantara, tanto en los asientos como en los guarnecidos de las puertas, el túnel central, el techo o el salpicadero. El punto de color lo dan una serie de ribetes pespunteados en hilo rojo. En cambio en la consola central lo que predomina son las zonas lacadas en negro o el metal pulido.

Como opción adicional se suma al catálogo de este modelo (también para los SLS AMG “normales”) la posibilidad de elegir el interior en cuero AMG designo Exclusive STYLE, un extra de altísima calidad, con acabado en uno o dos tonos, y con una decoración “en diamante” con costuras en contraste, que se puede elegir no sólo para los asientos, sino también para los paneles de las puertas, el salpicadero o los reposabrazos.

Aunque también se puede elegir, en opción, el acabado AMG designo Exclusive STYLE por 5.771,50 euros
Aunque también se puede elegir, en opción, el acabado AMG designo Exclusive STYLE por 5.771,50 euros

Asimismo se puede optar por recubrir en Alcantara el interior del techo y la bandeja trasera (en el caso del Coupé) o de piel los arcos antivuelco (si se trata del Roadster). Las combinaciones de color disponibles son: “Mocha Brown/Porcelain”, “Titanium Grey Pearl/Porcelain” y “Mystic Red/Porcelain”, que combinan entre sí, perfectamente para alcanzar un ambiente interior muy especial.

Como suele ser habitual en estos casos, la lista de opciones puede ser amplísima, pero entre ellas cabe destacar las siguientes, firmadas por AMG: retrovisores exteriores de fibra de carbono, cubierta del compartimento motor en este mismo material, paquete interior en fibra de carbono, sistema de frenos carbono-cerámicos, equipo de sonido Bang & Olufsen… y un largo etcétera.

Por último, indicaros que se prevé la comercialización de estos modelos en octubre de este mismo año, con un precio recomendado (para Alemania e incluido el IVA del 19%) de 204.680 euros para el SLS AMG GT Coupé y 213.010 euros para el SLS AMG GT Roadster. La opción de piel AMG designo Exclusive STYLE está valorada en 5.771,50 euros.

Galería de imágenes:

Ver galeria (6 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta