La gran novedad de la puesta al día de los Mercedes GLE y GLE Coupé, que llegaron a la venta este mismo año, es la llegada de versiones híbridas enchufables. Primero se pudieron comprar los GLE 350 de y GLE 350 de Coupe que combinan una mecánica diésel con una eléctrica para entregar 320 CV de potencia.

Mercedes es la única marca del mercado que apuesta por esta combinación del motor de gasóleo con la electricidad, pero no olvida la gasolina en su gama EQ Power. Muestra de ello son los nuevos Mercedes-Benz GLE 350 e 4MATIC 2020, disponible en ambas carrocerías.

La estrategia de mecánicas es la misma que vimos en la Clase C y Clase E. En estos nuevos SUV híbridos enchufables se combina un motor 2.0 de 211 CV (155 kW) con otro eléctrico de 100 kW. La potencia total del sistema, que se envía a las cuatro ruedas mediante una caja de cambios automática es de 333 CV (245 kW), con un par máximo de 700 Nm.

El Mercedes GLE híbrido enchufable de gasolina cuenta con una enorme batería de 31,2 kWh de capacidad, con la que consigue nada menos que hasta 99 km de autonomía eléctrica según el ciclo WLTP. Es uno de los mejores datos del mercado y, obviamente, ambas versiones obtienen la etiqueta 0 Emisiones de la DGT.

Además de esa increíble autonomía, cuenta con recarga rápida. Hay una toma de carga combinada para corriente alterna (AC) y corriente continua (DC) en la parte izquierda de la carrocería. En 20 minutos puede pasar del 10% al 80% y en unos 30 minutos del 10% al 100%.

Sus prestaciones son muy buenas. pues el Mercedes GLE 350 e 4MATIC puede alcanzar los 210 km/h de velocidad máxima (limitada) y acelerar de 0 a 100 km/h en 6,9 segundos. Son cifras que solamente supera el GLE 450 y las variantes AMG, con mecánicas de seis cilindros.

Eso sí, esas variantes más prestacionales son notablemente más caras, además de que no son capaces moverse en modo eléctrico (en el que pueden alcanzar una velocidad máxima de 140 km/h). Y es que el precio de partida del Mercedes GLE híbrido enchufable de gasolina es de 76.400 euros. Si te conquista la variante Coupé, se paga bastante más cara: 86.250 euros.

Respecto a un GLE convencional cambia ligeramente el diseño de la zaga y cuenta con un eje trasero modificado para dar cabida a la batería. El maletero es algo más reducido, pues se queda en 490 litros frente a los 630. En el Coupé la reducción del espacio de carga es similar (510 litros, cuendo el convencional cubica 655 litros). Eso sí, se evita que haya un escalón en el piso del maletero, algo que no nos gustó en nuestra prueba del Mercedes Clase E Estate híbrido.

Puedes pensar que son caros, pero cuentan con una dotación de serie muy poco habitual en la marca, completísima. Faros LED con luz de cruce automática, llantas de 20 pulgadas AMG, portón de maletero eléctrico, climatizador bizona, tapicería en piel con asientos calefactados, volante multifunción, arranque por botón, espejos térmicos, instrumentación digital, cámara de visión trasera 360º.

No falta el asistente de aparcamiento, control de objetos en el ángulo muerto, lector de señales de tráfico, aviso pre-colisión…

Además, hasta el 31 de diciembte se incluye en todos los híbridos enchufables de la marca el paquete Plug&Go. Esto incluye la instalación del punto de carga (con tres años de garantía) en el domicilio o la oficina del comprador. Mercedes-Benz España tienen un acuerdo con Iberdrola, que certifica que la energía suministrada procede de energías limpias. Además, estos clientes podrán cargar durante seis meses en la red de carga pública sin coste y disfrutar de la tarifa valle nocturna (por 3 céntimos de euro el kWh).

Fuente: Daimler

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta