Logo de Noticias Coches
Mercedes Vision EQXX – 9
Mario Nogales

Mercedes Vision EQXX: la eficiencia eléctrica venida del futuro

Siempre hemos comentado que los coches eléctricos todavía necesitan mejorar algunos aspectos para que puedan ser la referencia en los años venideros. Por eso los fabricantes siguen trabajando y sacando soluciones, algunas muy vanguardistas. Son precisamente las que vemos en los prototipos, esos ejemplares que sirven para adelantar tecnologías que llegarán a producción en un futuro. Aunque pocos tan avanzados e innovadores como el Mercedes Vision EQXX que ya ha visto la luz.

Y esta futurista berlina eléctrica de Mercedes ataca directamente al problema más acusado de este tipo de vehículos: la autonomía. El objetivo ha sido disponer todo de forma que se consiga recorrer el máximo número de kilómetros por cada carga, para olvidar esa «range anxiety» tan presente en la actualidad. Tanto es así, que el Vision EQXX promete nada menos que 1.000 kilómetros de autonomía, lo que supone un incremento de más de 200 kilómetros respecto al Mercedes EQS más capaz.

¿Cómo lo consigue? Pues retocando muchos aspectos, empezando por su diseño. Hay parecidos razonables, con algunas líneas que pueden recordar al Kia EV6, otras al Volkswagen XL1; lo que queda claro es que todo ha sido hecho para conseguir la aerodinámica más favorable. Esas formas tan fluidas han conseguido que el Mercedes Vision EQXX sea el coche más destacado en este aspecto en la historia de la marca. Tiene un coeficiente aerodinámico de 0.17 Cx, mejorando el 0.20 Cx del EQS e incluso los 0.183 Cx del inolvidable prototipo C111-III.

También hay que sumar un sistema de propulsión muy avanzado que solamente necesita un motor eléctrico de 204 CV (150 kW) para mover el eje trasero. Por otro lado, la batería de 100 kWh podría ser comparada por capacidad con la del EQS, sin embargo, es un 50 % más pequeña y un 30 % más ligera con apenas 495 kg de peso. De hecho, el Mercedes Vision EQXX arroja sobre la báscula un total de 1750 kg, bastante por debajo de otros eléctricos similares (2.480 kg pesa el EQS más liviano).

Al final se vale de componentes muy ligeros, teniendo llantas de magnesio, discos de freno de aleación de aluminio, puertas de plástico reforzadas con carbono y vidrio, etc.Es uno de los factores principales para que este vehículo homologue un consumo de 10 kWh/100km, prácticamente la mitad que otros coches eléctricos. Destacar también que el prototipo introduce una tecnología de 900 V, todavía inédita en el mercado. Podría llegar para 2025 junto con otras novedades como el cargador solar en el techo que le aporta 25 kilómetros adicionales de autonomía.

Otro aspecto que impone del Mercedes Vision EQXX es su interior. Al estilo del EQS, se trata de un ambiente totalmente digitalizado gracias a la pantalla Hyperscreen que ocupa todo el salpicadero. En este caso, es una de 47,5 pulgadas con 8K, que no llega al tamaño de la berlina de producción, pero que está hecha en un solo panel (en vez de tres) y cuenta con más funcionalidades. El lujo es otra de las premisas que sigue este interior de cuatro plazas, que tiene una disposición 2+2.

Todos los materiales con los que se ha hecho son totalmente sostenibles. Destacan algunos como los asientos con tapicería Dessertex (hecha a partir de cactus) y micelio (cuero vegano hecho a partir de hongos). No pueden faltar algunas molduras que están hechas de plástico reciclado a partir de desechos de vertederos. Todo apunta a que para mediados de la década podamos ver una versión de producción de este prototipo tan llamativo y avanzado.

Galería de fotos:

  • coches eléctricos
  • Mercedes
  • prototipos