Logo de Noticias Coches
Polestar 2 2019 – Interior
Luis Blázquez

¿Pasarán de moda las grandes pantallas de estilo tableta?

Son la panacea de los interiores automotrices actuales. Recuerdo que, en la década de 1990 y al comienzo de milenio, era una auténtica rareza encontrar pantallas en el habitáculo, más allá de la clásica monocromática de cristal líquido que nos indicaba la hora y la temperatura. Y, con el paso de los años, las pantallas se han convertido en una característica dominante, cada vez más grandes, con más funciones integradas y esenciales para el correcto funcionamiento del coche.

Viendo el camino que está siguiendo el mundo de la automoción, que avanza inexorablemente hacia la electrificación y la conducción autónoma, no parece que la tendencia vaya a revertirse en los próximos años. Si acaso, lo contrario para poder disfrutar viendo la televisión de camino al trabajo mejor de lo que lo harías en tu propia casa. Sin embargo, los sistemas multimedia de enormes pantallas podrían estar próximas a su fin, o al menos así lo ven la pareja de ejecutivos de diseño de BMW y de Polestar.

De acuerdo con The Drive durante una transmisión en vivo de Car Design News con Automobili Pininfarina, Italdesign y Eleather, Matthias Jungham, el director de diseño de interiores de los modelos eléctricos de BMW, dijo: “¿Es la pantalla grande lo que cuenta? Personalmente, estoy convencido de que estas superficies de oscuro vidrio en los interiores de los coches son… Es algo que dejaremos atrás tarde o temprano. El futuro traerá nuevos diseños donde tienes toda la inteligencia al alcance de la mano, pero con interfaces que aparecerán cuando las necesitas”.

Si bien BMW parece estar orientándose hacia la ciencia ficción, los comentarios del director de diseño de interiores de Polestar, Conny Blommé, sugieren que las pantallas de información y entretenimiento ni siquiera debería ser un punto imperante. “Todo tiene su punto máximo, y probablemente las pantallas también”, dijo. “La mayor parte del tiempo, viajas en un coche y disfrutas más de la vista que de las pantallas”.

Los comentarios de los ejecutivos de BMW y Polestar se hacen eco de los que han hecho otras marcas como Mazda y Honda, que han optado por ignorar por completo la tendencia en favor de los botones físicos. Esto también revela que no todos en la industria están de acuerdo con la tendencia, que esencialmente fue iniciada por Tesla con el Model S. Todos se burlaron de él hasta que todos decidieron copiarlo, por lo que, si el diseño está muerto o no, no dependerá de los alemanes o los suecos, probablemente dependerá de lo que adopte la gran mayoría.

Por supuesto, los comentarios de dos diseñadores no son representativos de toda la industria. Sin embargo, muestran que el espíritu de diseño de “la pantalla grande manda” no se suscribe universalmente en la industria en los últimos tiempos, y los profesionales tienen la sensación de que puede haber un cambio hacia pantallas más pequeñas u otros paradigmas de interfaz. Con pantallas integradas de forma cada vez más fluida en el salpicadero, no sería sorprendente si las guerras de una única gran pantalla disminuyen con el tiempo.

Fuente: The Drive

  • BMW
  • diseño
  • tecnología
  • Volvo Polestar