La tecnología de Delphi es el último intento por parte de los investigadores por combinar las mejores cualidades de los motores diesel y gasolina.Vayamos por partes:

  • Los propulsores diésel son unos motores de gran versatilidad y tienen entre un 40 y un 45% de eficiencia en el uso de la energía en el combustible para desplazar a un vehículo, en comparación con aproximadamente el 30% de eficiencia de los motores de gasolina.

Durante décadas, se ha intentado hacer funcionar motores tipo diesel con gasolina para lograr una alta eficiencia con bajas emisiones. Podrían ser más baratos que la tecnología híbrida, ya que no requieren ni grandes baterías ni un motor eléctrico. Veamos cómo funcionan:

En los motores de gasolina convencionales, una chispa enciende una mezcla de combustible y aire. Los motores diesel no utilizan esta chispa. En su lugar, comprimen el aire hasta que esté tan caliente que el combustible inyectado en la cámara de combustión se encienda. Varios investigadores han tratado de utilizar el encendido por compresión con la gasolina, pero es difícil controlarlo por la amplia gama de cargas a los que son sometidos, (ralentí, la aceleración y las diversas velocidades de crucero).

El enfoque de Delphi, llamdo encendido por compresión de inyección directa de gasolina, se plantea superar el problema combinando sistemas avanzados de inyección de combustible, entrada de aire y controles de escape (muchos ya disponibles en motores avanzados hoy día).

Los investigadores de Delphi encontraron que si se inyecta la gasolina en tres explosiones sincronizadas con precisión, se podría evitar el tipo de combustión demasiado rápida que ha provocado que algunos motores experimentales anteriores fueran demasiado ruidosos. También podrían quemar el combustible más rápido que los motores de gasolina convencionales para obtener el máximo rendimiento del combustible.

La compañía ha mostrado esta tecnología en un motor de un solo pistón bajo una amplia gama de condiciones de funcionamiento. Ahora ya han comenzado a probarlo en un motor pluricilíndrico (más parecido a un motor de producción). Sus estimaciones sugieren estos motores basados podrían ser mucho más eficiente que los motores diésel, según simulaciones del rendimiento de un vehículo de tamaño medio con una versión pluricilíndrica del nuevo motor.

Han utilizado otras estrategias para ayudar a que el motor tenga un buen rendimiento bajo cargas extremas. Por ejemplo, cuando el motor se acaba de encender o está funcionando a velocidades muy bajas, las temperaturas en la cámara de combustión pueden ser demasiado bajas para conseguir un encendido de combustión. Bajo estas condiciones, los investigadores dirigieron los gases de escape a la cámara de combustión para calentarla y así facilitar la combustión.

Marcos Sellnau, gerente de ingeniería de tecnología avanzada del sistema de propulsión en Delphi Powertrain, afirma que el motor podría ser emparejado con un paquete de baterías y un motor eléctrico, como en los coches híbridos, para mejorar la eficiencia aún más, aunque señala que no está claro si el coste adicional de hacerlo valdría la pena.

Vía: MIT

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta