Es fácil identificar que España no está a la cabeza en cuanto a movilidad eléctrica. Las ventas de este tipo de vehículos en nuestro país son todavía escasas debido a que los usuarios se encuentran trabas como una infraestructura insuficiente y pocas ayudas a la compra. Para confirmar esta cuestión llega el Barómetro de la Electromovilidad que ha hecho ANFAC, un informe que trata de reflejar la penetración de los electrificados y su evolución en toda Europa.

La Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones ha diseñado varios indicadores para analizar que posición ocupa cada país en el ámbito de la  movilidad eléctrica y son demoledores. España se sitúa penúltima en el ranking, solamente superando a Italia y a años luz del líder que es Noruega. En este indicador global se recogen la penetración de vehículos electrificados en el mercado y también el desarrollo de los puntos de recarga públicos.

Dentro del bajo nivel que hay en España, también es curioso analizar la diferencia entre Comunidades Autónomas. En ese sentido se ve que País Vasco y Cataluña son las grandes líderes (superando los 20 puntos), seguidas por Madrid. En la parte baja estaría Murcia con 9,8 puntos y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla con 3,8 puntos. A este respecto cabe decir que son datos del indicador global, ahora veremos por separado la presencia de eléctricos en el mercado y la infraestructura de recarga.

Porque si hablamos de penetración de vehículo electrificado (con un objetivo de cuota del 10 % de mercado electrificado y 70 % de eléctricos puros), la comunidad que sale ganando es Madrid con 19,3 puntos, seguida por Extremadura (16,8).  Las que quedan por detrás en este aspecto son Cantabria (8,0), La Rioja (6,8) y Ceuta y Melilla (6,8). Aunque tampoco hay que engañarse con estos datos, de media en España se queda en 13,1 puntos, muy por detrás de otros países vecinos como Francia (23,4) o Portugal (30,9).

Si nos centramos en las infraestructuras de recarga para este tipo de vehículos volvemos a ver cómo España se queda atrás. De nuevo es penúltima en este apartado con 17,8 puntos, cuando los que más destacan en Europa con Holanda y Noruega que están por encima de los 90 puntos. Si analizamos por comunidad se aprecia que País Vasco encabeza la lista con 33,1 puntos, seguido por Cataluña (26,0) y Castilla León (24,7). Por la cola se encuentran Murcia (9,4) y Ceuta y Melilla (0,8).

Algunas conclusiones que se pueden sacar de este Barómetro de la Electromovilidad de ANFAC es que todavía queda mucho trabajo por hacer para ponernos a la altura del resto de Europa. Es el momento de que fabricantes y administraciones trabajen juntos para fomentar la venta de vehículos electrificados y dar un empujón a la infraestructura de recarga. Veremos si en los siguientes informes (es trimestral) se aprecia una evolución en este aspecto.

Fuente: ANFAC

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta