Logo de Noticias Coches
deposito adblue (1)
Mario Nogales

Multa de 875 millones de euros para BMW y Volkswagen por el cártel del AdBlue

La Comisión Europea se ha reafirmado y ha impuesto una multa de 875 millones de euros a BMW y Volkswagen por una historia que viene de lejos. Se les acusa de haberse confabulado ilegalmente para dejar fuera a la competencia en el desarrollo de una tecnología. La división Antimonopolio ha considerado que cinco fabricantes alemanes formaron un cártel en el desarrollo de los sistemas de AdBlue y que restringieron la información sobre este sistema para reducir las emisiones contaminantes de sus coches.

El suceso ocurre cuando estaban a punto de llegar las normativas Euro 5 y Euro 6, cuando se buscaban formas que los vehículos diésel emitieran menos partículas NOx. Entonces se juntaron Daimler, BMW, Volkswagen, Audi y Porsche (esas tres propiedad de Grupo Volkswagen) en una serie de reuniones técnicas periódicas entre 2009 y 2014. En ellas trataban el desarrollo de los sistemas de reducción catalítica selectiva SCR para que sus coches cumplieran los requisitos reglamentarios de la Unión Europea.

El funcionamiento de los SCR es simple, pero efectivo. Consiste en la inyección de AdBlue en el escape para que cause una reacción con los gases que emite y consiga reducir las emisiones NOx. El AdBlue es el líquido azul que consiste en una solución acuosa de urea al 32,5 % y que va en un depósito diferente. El caso es que los fabricantes que se unieron en estas reuniones lo que realmente hacían era pactar una tregua para evitar competir entre ellos por el desarrollo de esta tecnología.

Eso significa que el AdBlue y los sistemas de reducción catalítica selectiva se quedarían como estaban, conformándose con los mínimos que había por normativa y sin que existiera esa competencia entre ellos para mejorar la tecnología aunque tuviera potencial. La Comisión Europea considera que los usuarios tienen que poder confiar en que los fabricantes de coches compiten entre sí. Además, estos fabricantes también compartieron los acordaron el tamaño de los tanques de AdBlue, la autonomía que debían tener y el consumo estipulado.

Incluso sabiendo que inyectando más AdBlue reducirían más sus emisiones. Eso es lo que ha denunciado la Comisión Europea y el motivo de imponer esas multas millonarias. Llama la atención que haya un fabricante que no paga multas. Daimler se ha ganado el indulto por haberle revelado la existencia de este «cártel del AdBlue» a la Comisión Europea. Tras el chivatazo, los 875 millones de euros quedan repartidos de la siguiente manera. A BMW le corresponde el pago de 372,8 millones de euros, que ya han sido abonados por la marca de Munich.

Grupo Volkswagen tendrá que pagar 502,3 millones de euros por las marcas Volkswagen, Audi y Porsche; una cifra que viene con reducción por cooperación. Sin embargo, todavía no ha sido pagada y Grupo Volkswagen ya está tomando accionar legales y piensa recurrir esta sanción.

Fuente: Comisión Europea

  • BMW
  • contaminación
  • multas
  • Volkswagen