MWM Spartan EV (1)
Luis Blázquez

MWM Spartan EV, reinventando un icono ruso desde la República Checa

¿Piensas que todos los todoterrenos actuales no se defienden fuera del asfalto para nada más allá de una ruta algo empedregada? ¿Sientes que la nostalgia se apodera de ti, pero no quieres ser un cafre medioambiental? Bueno, ahora hay una compañía con sede en la República Checa que tiene la solución para ti. Se llama MWM Spartan EV, y sí, se trata de una vertiente eléctrica del popular “Jeep ruso”.

MW Motors, la misma compañía que nos dio a conocer el Luka EV de aspecto retro, comienza su conversión con un UAZ Hunter, que es solo una actualización del UAZ-469 de los años 50, y cambia su motor de combustión de cuatro cilindros por un motor eléctrico de 120 kW (163 CV) que genera energía sobre las cuatro ruedas. El UAZ ya era un todoterreno muy decente, como el Niva, pero agregar un tren motriz eléctrico sencillo a una plataforma vieja pero útil hace que esta conversión sea exactamente lo que uno puede pedir en términos de fiabilidad.

El MWM Spartan EV se ve frenado por su precio, que es más del doble que el de un modelo de combustión de UAZ. Eso es una lástima, porque hay mucha vida en el diseño añejo. La estética del Spartan es clásica y tiene casi medio siglo de antigüedad, y las especificaciones mejoradas en su versión eléctrica son, simplemente, buenas. Por supuesto que sigue siendo un capaz 4X4, pero el viejo motor de cuatro cilindros y 2.7 litros generaba aproximadamente 135 CV y ​​podía llevar al Hunter hasta una velocidad máxima nada desmesurada de 130 km/h.

El motor eléctrico entrante aumenta la salida hasta alrededor de 163 CV y la velocidad máxima hasta 155 km/h. Sin embargo, existe una penalización de peso con la conversión: el Hunter de combustión pesa un poco más de 2.495 kilos, mientras que el Spartan EV marca 2.700 kg. Está disponible bien con un paquete de baterías de 56 kWh o 90 kWh. La autonomía máxima es de apenas de 240 kilómetros, lo cual es bastante decente y parece suficiente para el uso previsto; no está claro si ese rango es para la batería más pequeña o para la más grande.

Lo que no es tan bueno es el precio, como decíamos antes. El MWM Spartan EV comienza en 39.900 euros antes de impuestos. En su mercado nativo de Rusia, el UAZ Hunter comienza en 1.070.000 rublos, uno 12.800 euros antes de impuestos. Si crees que la comparación es injusta, podemos ponerlo frente a frente con la combustión mejorada que vende MWM, que comienza en 19.775 euros. Este último mantiene las entrañas mecánicas del modelo ruso, pero se actualizan algunos detalles de equipamiento y componentes para hacerlo más competente.

Una plataforma asequible que todavía está en uso como la de este UAZ Hunter parece un buen candidato para la conversión de motor térmico a eléctrico, pero el MWM Spartan EV aún no está del todo listo para ser un superventas. Hasta que las conversiones de vehículos eléctricos alcancen la paridad de precios (al menos la competitividad) con sus contrapartes de combustión interna, no tanta gente las tomará en serio.

Fuente: MW Motors

Galería de fotos:

  • coches eléctricos
  • todoterreno