GM piensa en el futuro. De ahí que su filial de inversiones en capital riesgo, General Motors Ventures, acabe de ingresar una suma de dinero (cuya facilidad no ha sido facilitada) en NanoSteel Co.

¿Y a qué se dedica esta compañia? Con sede en Providence, Rhode Island, lleva diez años desarrollando nuevos materiales. Ahora, ha desarrollado un nuevo tipo de aleación de acero, que puede ser más delgado (y ligero), sin perder fortaleza ni integridad estructural.

Este “Nanoacero” o “acero nano-estructurado” podría ser utilizado en lugar del aluminio y otros materiales (como la fibra de carbono) que los fabricantes han estado utilizando los últimos años para reducir el peso de sus vehículos. Coches más ligeros consumirían menos, algo clave ante las futuras leyes antocontaminación que llegarán dentro de poco.

Hasta ahora, un acero más rígido es difícil de moldear. Se ha solucionado en los últimos años con aceros de alta resistencia, pero David Paratore, presidente de NanoSteel, asegura que el nuevo acero de alta resistencia que están desarrollando permitiría ahorrar varios centenares de kilos en cada coche. Y no habría diferencias con un acero normal en el o soldaduras.

La inversión de General Motors en la compañía permitiría acelerar las fases de desarrollo de su nuevo acero. Aunque podría ser más costoso de fabricar, es un as en la manga del fabricante americano. Disponer de coches más ligeros lo colocaría en cabeza para conseguir un menor consumo. Aplicado en un eléctrico con autonomía extendida como el Chevrolet Volt, podría dar lugar a consumos ridículos, sin competencia. Este es el vídeo oficial de la presentación del acuerdo:

Fuente: General Motors

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta