Tras la llegada del último videojuego, Tesla está lista para incorporar aún más opciones de entretenimiento para los propietarios de sus vehículos eléctricos. Elon Musk, CEO de la compañía, ha confirmado recientemente que las plataformas digitales de vídeo Netflix y YouTube pronto darán el salto a la gran pantalla de los coches Tesla.

La idea de llevar ambos servicios tecnológicos a los sistemas de infoentretenimiento y control de Tesla ha estado gestándose durante algún tiempo. A los ya clásicos juegos de Atari, los propietarios de Tesla también podrían jugar al Fallout Shelter. Solo se puede acceder a estos juegos cuando el automóvil está parado, y lo mismo se aplicará a los próximos servicios de transmisión, por razones obvias.

Con el desarrollo de la tecnología de conducción autónoma, el plan a largo plazo es ofrecer estos servicios cuando el coche esté conduciendo por sí mismo con plenos poderes. “Cuando los reguladores aprueben la autoconducción completa, habilitaremos el vídeo mientras nos estemos moviendo”, escribió Musk en su cuenta de Twitter. De igual manera, el conductor siempre deberá permanecer atento.

Musk también ha dicho que espera que la tecnología autónoma esté completamente lista para finales de este año, aunque eso parece bastante optimista. Por ahora, Tesla enfatiza que las manos del conductor deben permanecer en el volante en todo momento. Siempre se necesita a alguien detrás de los pedales y la dirección para hacerse cargo en caso de que algo puede salir mal mientras se circula.

La capacidad de ponerse al día con las series de Netflix o jugar un videojuego en el coche tiene cierto atractivo para cualquiera que se haya quedado esperando dentro del coche por X motivo, o estar atrapado en un largo viaje con un crío que solo quiere estar entretenido (de ahí que los monovolúmenes ofrecen pantallas para los viajeros de atrás). Y cuando los coches puedan conducir solos, los pasajeros querrán hacer algo mientras viajan a su destino.

Curiosamente, esta nueva característica en realidad no parece casar bien con varios modelos dl fabricante californiano. Los Tesla Model S y Model X tienen pantallas grandes, sí, pero también están orientadas verticalmente en vez de horizontal, lo que definitivamente no es la posición ideal para ver, literalmente, cualquier cosa (recuerden amigos: graben sus vídeos en disposición horizontal, por favor, nunca en vertical).

El Model 3 y el próximo Model Y cuentan con pantallas orientadas horizontalmente, lo que probablemente los convertirá en los modelos preferidos para la transmisión de vídeo. Si dudas entre un Model 3/Y o S/X, puede que la decisión sea más fácil de tomar de lo que parece en función de lo bien que puedas ver YouTube en él.

Fuente: Tesla

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta