Normalmente encontramos que los SUV no son vehículos demasiado rápidos. Ese tipo de carrocería suele entorpecer en términos aerodinámicos, por no hablar de que presenta un peso superior y un centro de gravedad más alto. Sin embargo, hay algunas preparaciones extremas que tratan de demostrar lo contrario, como es el caso del Nissan Qashqai que os traemos. Se ha convertido en el SUV más rápido del mundo con una velocidad que creerás irreal.

El preparador Severn Valley Motorsport, afincado en Reino Unido, ha sido el creador de esta bestia. Tomando como base un Qashqai de primera generación se le añadió un motor de Nissan GT-R. Como era de esperar, esa mecánica no se mantuvo de serie, sino que se modificó para alcanzar cifras de potencia abrumadoras. En un primer momento se superaron los 1.000 CV, pero desde entonces se ha estado trabajando más a fondo.

El motor forjado incluye un nuevo sistema de turboalimentación y alcanza los 2.000 CV de potencia. De esta forma el ‘Nissan Qashqai-R’ quería demostrar de lo que era capaz y acudió al conocido evento de VMax 200 el pasado fin de semana. El resultado no pudo ser mejor para ellos, pues el SUV alcanzó una velocidad máxima de 382,7 km/h (237,8 mph) y se impuso al resto de vehículos que buscaban su máximo rendimiento en línea recta.

Como nota curiosa, este Qashqai llegó a superar a todo un coche de récord como es el Koenigsegg Agera RS, que se tuvo que confirmar con 356 km/h en dicho evento (a pesar de que sea capaz de mucho más). De esta forma el vehículo preparado por Severn Valley Motorsport se convierte en el SUV más rápido del mundo, superando a un Toyota Land Cruiser que alcanzó los 370 km/h con una potencia similar.

Fuente: Severn Valley Motorsport

Galería de fotos:

Ver galeria (5 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta