A pesar de que SEAT y Cupra son entidades separadas, lo cierto es que la segunda no existiría de no ser por el primer Ibiza Cupra. La gama actual de la submarca aspiracional de SEAT cuenta con tan solo dos modelos: el León y el Ateca. Si pensábamos que el próximo en llegar sería el Ibiza, especialmente tras el prototipo del pasado año, estábamos equivocados; no habrá una nueva generación de este deportivo de bolsillo.

De acuerdo con el presidente de SEAT y miembro de la junta de Cupra, Luca de Meo, la compañía tendrá que “encontrar una solución para traer un automóvil más pequeño que el SEAT el-Born”. La casa de Martorell necesita buscar un nuevo modelo completamente eléctrico en el segmento B ya que hay una gran parte del mercado cuya demanda en este segmento no está cubierta. SEAT no quiere perder su porción de tarta en este mundo electrificado.

Uno de las principales razones que han motivado el abandono del proyecto del Cupra Ibiza tiene que ver con los costes de desarrollo. El segmento de los subcompactos deportivos es muy pequeño y solo tiene buenos resultados en mercados muy específicos; son coches que mueven muy pocas unidades al año. Por el contrario, los vehículos eléctricos tienen vistas más prometedoras en un futuro cada vez más masificado y globalizado.

Los británicos y suizos son los clientes que más compran compactos deportivos de 200 CV

Anteriormente, ya se había informado de que SEAT lideraría el desarrollo de un coche eléctrico de acceso dentro del Grupo VAG, presumiblemente por debajo de los 20.000 euros. El jefe de diseño de la marca, Alejandro Mesonero, también reconoció que está “colaborando fuertemente con Volkswagen y asumiendo la responsabilidad sobre un pequeño automóvil”, alegando que el desarrollo es “muy, muy intenso”.

Para lograr ese precio, será necesaria la ayuda de las economías de escala gracias a la plataforma MEB que, según confirmó De Meo, les  “dará la oportunidad de rediseñar el coche” lejos del aspecto del Ibiza con motor de combustión interna”. La plataforma también se usará bajo el primer SUV eléctrico firmado íntegramente por Cupra sin basarse en un modelo existente, el Tavascan. De Meo ha confirmado que “ya ha visto” la versión de producción.

Fuente: Autocar

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta